Muere Indi Gregory, la bebé de ocho meses que padecía una enfermedad incurable, después de que los médicos le retiraran la respiración asistida

0
159

Indi Gregory, la niña británica de ocho meses en estado crítico a la que se le retiró la respiración asistida el fin de semana, ha muerto durante esta noche, según informa este lunes un abogado de su familia.

Los padres de Gregory perdieron una batalla legal el mes pasado para mantenerla con respiración asistida y trasladarla a un hospital infantil del Vaticano en Roma.

El bebé murió a las 01.45 GMT, según escribió Simone Pillon, ex legislador italiano y activista católico conservador que representa a la familia Gregory, en X, antes conocido como Twitter.

Gregory padecía una enfermedad mitocondrial rara,incurable y degenerativa que hacía que sus células no produjeran suficiente energía.

Sus médicos dijeron que sufría mucho dolor y angustia y que no tenía sentido seguir tratándola. Los tribunales ingleses les dieron la razón, con una última sentencia este viernes.

El sábado, la niña fue trasladada de un hospital de Nottingham (centro de Inglaterra) a un hospicio, donde se le retiró el soporte vital.

La semana pasada, el gobierno italiano había concedido a la bebé la ciudadanía italiana, en una maniobra infructuosa destinada a impedir que se le retirara el soporte vital y permitir su traslado a Italia. La primera ministra italiana, Georgia Meloni, ha asegurado en Twitter que su Gobierno hizo “todo lo que pudo” por intentar que la pequeña continuara con vida. “Buen viaje pequeña Indi”, añadía.

El padre de la pequeña, Dean, ha mostrado también su dolor: “Mi hija está muerta, mi vida terminó a la 1.45 horas”. El hombre asegura que a su hija no sólo le han quitado “la oportunidad de vivir, sino la dignidad de morir en su propia casa”. “Consiguieron llevarse el cuerpo y la dignidad de Indi, pero nunca su alma. Sabía que era especial desde el día en que nació, intentaron deshacerse de ella sin que nadie lo supiera, pero Claire y yo nos aseguramos de que fuera recordada para siempre”, ha sentenciado.

El Papa Francisco se refirió al caso el sábado, afirmando en un comunicado que rezaba por la niña, su familia y todos los niños que sufren guerras y enfermedades.