Wilter Blanco líder del cartel del Atlántico ofreció brindar información a los Estados Unidos

0
208
Want create site? With Free visual composer you can do it easy.

El hondureño Wilter Neptalí Blanco Ruiz (40), considerado como líder del cartel del Atlántico se declaró culpable de los delitos de narcotráfico en la Corte del Distrito Sur de la Florida en Estados Unidos y acordó colaborar con autoridades de ese país en el suministro de información sobre organizaciones criminales con las que trabajaba.
La declaratoria coincide con la del excomisario de la Policía hondureña, Víctor López Flores quien también aceptó su culpabilidad de conspirar para transportar o distribuir 500 gramos o más de cocaína en Estados Unidos. Esta declaración se dio en una Corte de dicho país ante la jueza, Lorna Schofield.

Wilmer Blanco fue extraditado a Estados Unidos desde Costa Rica

Entre los vínculos de Blanco Ruiz estaría el denominado cartel de los Soles, supuestos grupos al interior de las fuerzas de seguridad de Venezuela, señalados de traficar con cocaína.
Trasciende su relación cercana con el también narcotraficante hondureño, Roberto de Jesús Soto García, quien participó en el caso de Efraín Antonio Campo Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas, sobrinos del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, juzgados por narcotráfico en Nueva York.
Campo Flores y Flores de Freitas hallados culpables de conspirar para traficar 800 kilos de cocaína desde Venezuela a Estados Unidos, vía Honduras, serán sentenciados el 12 y 13 de septiembre del 2017, según fuentes judiciales.
Roberto de Jesús Soto García, permanece preso en Tegucigalpa a la espera de su extradición a los Estados Unidos.

Blanco Ruiz tenía cientos de millones invertidos en propiedades en distintos sectores del país, los cuales le fueron incautados.

EL ACUERDO

Mientras, Blanco Ruiz decidió declararse culpable frente al juez de Distrito, Donald M. Middlebrooks, tras llegar a un acuerdo con el fiscal adjunto, Walter Norkin y el abogado defensor, Víctor Roche y luego de escuchar la opinión de su defensor y de los fiscales federales.
En ese contexto, el narcotraficante entregaría a autoridades estadounidenses información clave a cambio de una rebaja de su condena.
El hondureño fue extraditado desde Costa Rica a Miami el 15 de marzo del 2017, luego de haber permanecido detenido en la cárcel de máxima seguridad de La Reforma, en Alajuela, a donde ingresó el 22 de noviembre del 2016.
Tras el acuerdo, el narcotraficante será sentenciado por el juez de Distrito, el próximo 15 de agosto del 2017, de conformidad con la Regla 11, de las Reglas Federales de Procedimiento Penal.
En ese sentido, Blanco Ruiz enfrenta una pena mínima de 10 años de cárcel y una máxima de cadena perpetua, y podría ser obligado a pagar una de multa de hasta 10 millones de dólares al término de su condena.

La investigación no solo se ha centrado en Blanco Ruiz, sino además en otras personas de su entorno que incluyen a su esposa, sus amantes y sus padres.

SANCIONES

El acusado fue informado por la Corte sobre las posibilidades máximas de sentencia que establecen los delitos que cometió.
Blanco Ruiz aceptó haber participado en una conspiración con otras personas para traficar y distribuir cocaína que sería ilegalmente importada a los Estados Unidos, en violación del Título 21 del Código de los Estados Unidos, Secciones 959 (a) y 963.
Luego de culminar su período de encarcelamiento, Blanco Ruiz será sometido a un período de libertad supervisada de al menos cinco años y, que podría extenderse a toda la vida.
El acusado firmó los documentos donde renunció a su derecho de impugnar el acuerdo, a la confiscación, así como también a su derecho a la apelación de la condena.
El líder del otrora poderoso cartel del Atlántico permanecerá bajo custodia en la carcel federal de Miami, en espera de la imposición de la sentencia.
El informe dijo, además, que Blanco Ruiz y su abogado se reunirán con un oficial de libertad condicional para la preparación de un Informe de Pre-Sentencia.

ASJ aplaude confesiones

En la zona de La Mosquitia le fueron incautadas también lanchas rápidas al considerado jefe del cartel del Atlántico.

La Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ), aplaudió ayer el hecho de que varios narcotraficantes y expolicías vinculados con el tráfico de drogas aceptaron sus fechorías en una corte de Estados Unidos.
El representante de ASJ, Carlos Hernández manifestó que se debe acreditar el buen trabajo del Ministerio Público (MP), Comisión Depuradora de la Policía Nacional y otros operadores de justicia.
De igual manera dijo que en un corto o mediano plazo no solo narcos o policías seguirán cayendo por el ilícito de tráfico de drogas y lavado de activos, sino también políticos, empresarios y hasta operadores de justicia.
Por otro lado, expresó que Honduras debe dar otro paso, que consiste en juzgar a narcotraficantes en este país y no depender de los Estados Unidos.

De bachiller a líder de capos
Wilter Neptaly Blanco Ruiz nació el 28 de febrero de 1977, en Brus Laguna, Gracias a Dios. Bachiller en Ciencias y Letras, se casó el 26 de marzo de 1999 con Dunia Elizabeth Melgar Pagoada, nacida en Tocoa, Colón, en el mismo año que su esposo. Blanco Ruiz tenía dos amantes, identificadas como Jessica Michelle Matute Calidonio, nacida el 15 de marzo de 1980 y Denia Carolina García Medina, nacida el 24 de julio de 1983.
-En Estados Unidos, el 97 por ciento de acusados por delitos de narcotráfico se declaran culpables de los cargos para reducir la condena. A cambio ofrecen información al gobierno sobre organizaciones criminales a las que pertenecen, entregan datos de personas, lugares y rutas de paso de la droga, entre otros. El tres por ciento de acusados que deciden ir a juicio reciben sentencias severas.-En el caso de Wilter Blanco, el gobierno de Estados Unidos posee una serie de evidencias en su contra, incluyendo un testimonio y pruebas que demuestran que desde 1999, conspiró junto a un grupo de individuos para distribuir cocaína, a sabiendas que sería enviada a territorio estadounidense.
Exoficial “quema” a resto de la banda

Las declaraciones de Wilter Blanco (izquierda) y de Víctor López Flores se han registrado en la Corte del Distrito Sur de la Florida.

En su testimonio el excomisario de la Policía Nacional Preventiva, Víctor López Flores, “quemó” a los demás participantes de la conspiración para introducir 500 gramos o más de cocaína por via terrestre a Estados Unidos.
Según el testimonio, personas de nacionalidad mexicana son los responsables de planear el tráfico de cocaína. Asimismo, López Flores admitió haber intentado sobornar a otros miembros de la Policía hondureña.

DECLARACIÓN ANTE JUEZ LORNA SCHOFIELD
-Juez: Señor parece que ha decidido presentar una declaración de culpabilidad por conspirar para transportar o distribuir 500 gramos y más de cocaína en los Estados Unidos. ¿Es eso correcto, señor?
-Acusado: Sí, su Señoría.
-Juez: ¿Cuál es su declaración por ese delito? ¿Culpable o no culpable?
-Acusado: Culpable, su Señoría.
-Juez: ¿Entiende usted que, al declararse culpable del delito usted puede estar afectando adversamente su derecho para permanecer o ser readmitido en Estados Unidos?
-Acusado: Sí, su Señoría.
-Juez: ¿Podría decirme en sus propias palabras qué lo hizo confesarse culpable del delito por el que ha presentado una declaración de culpabilidad?
-Acusado: A finales del mes de junio del 2014 me reuní dos veces con dos personas de México. En esas dos reuniones a las que fui, la segunda fue la más importante, porque fui yo con mis otros compañeros que están demandados en este caso. Ellos nos mostraron un mapa con los posibles puntos de control en una carretera. Esos dos mexicanos querían que se les proporcionara asistencia para el transporte. Era transporte de drogas que iba a hacerse en automóvil a Estados Unidos a través del territorio nacional hacia Estados Unidos. Y sabía que eran más de 500 kilogramos de cocaína.
-Juez: Señor López, cuando participó en las actividades que usted ha estado describiendo, ¿tuvo usted un acuerdo con una o más de las personas que se nombran en la acusación con usted como codemandados?
-Acusado: Sí, su Señoría.
-Juez: Dime lo que hiciste.
-Acusado: Su Señoría, específicamente, en algún momento del 2011 yo era un oficial de Policía en Honduras y fui contactado por varias personas para ayudarles a transportar sustancias ilegales en todo el territorio. Según lo que la gente me dijo, la cantidad podría ser de hasta 400 ó 500 kilogramos de cocaína. Y esas personas habían mencionado que parte de esa carga o todo lo que se transportaba podría ser importado a Estados Unidos.
-Juez: Cuando se refirió a sustancias ilegales, ¿se refería a la cocaína?
-Acusado: Sí, eso es lo que dije.
-Juez: En el momento en que te involucraste en esa conducta, ¿sabías que lo que estabas haciendo estaba mal?
-Acusado: Sí, sabía que era ilegal.
-Juez: Cuando usted y los otros estaban conspirando para importar la cocaína. ¿Esa conspiración involucró más de 450 kilos de cocaína?
-Acusado: Sí.
-Juez: ¿También estuvo involucrado el soborno o un intento de soborno de funcionarios?
-Acusado: Sí, un intento de soborno.
-Juez: Estoy convencido de que el demandado entiende la naturaleza de la acusación y las consecuencias de una declaración de culpabilidad. También estoy convencido de que el motivo es voluntario y de conocimiento y que hay una base fáctica para ello. Por lo tanto, recomiendo que el juez Schofield acepte el argumento de culpabilidad del acusado al cargo uno de la acusación.
Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.