Sicarios con ropa militar matan cinco personas en Nacaome

0
161
Want create site? With Free visual composer you can do it easy.

Personas con vestimenta militar y con pasamontañas en sus rostros, aprovecharon que cinco personas dormían, para ultimarlas en horas de la madrugada, en la colonia Edwin Meléndez de Nacaome, Valle.

Las víctimas supuestamente estaban vinculadas a la venta y distribución de drogas.

A dos mujeres las mataron a golpes y a tres hombres a disparos, con armas de cañón corto, informaron autoridades policiales de la zona.

Los fallecidos por este hecho son Dilcia Urbina Fuentes, alias “La Pepa”, Iris Ismelda Espinal, José Ángel Gutiérrez Laínez (24), Bryan Josué Johnson Sorto (22) alias “La Momia”; y José Yanel Urbina, hijo mayor de una de las víctimas.

La acción criminal se dio a eso de las 3:30 de la madrugada, tras escuchar el motor de dos camionetas que se estacionaron frente a la casa de los occisos.

De los vehículos descendieron varios hombres fuertemente armados, quienes abrieron la puerta de la vivienda a patadas. Luego sacaron a los tres hombres que se encontraban al interior del inmueble y les amarraron las manos hacia atrás.

A las dos mujeres las mantuvieron en un cuarto, donde procedieron a matarlas a martillazos, con una almádana.

Ambas quedaron sin vida, boca abajo, una cerca de la otra, en un charco de sangre y cerca de sus camas; una de las fallecidas tenía sus pies amarrados con cabuyas.

HOMBRES MUEREN A TIROS

Posteriormente, a los tres hombres, quienes fueron sacados a la fuerza de la casa, los hicieron caminar varios metros, según evidencian sus pies llenos de tierra.

Se desplazaron por la orilla de la carretera Panamericana, a la altura de la comunidad de Jícaro Galán, donde fueron ejecutados de varios disparos en la cabeza.

Gutiérrez Laínez cayó tendido boca abajo con sus manos amarradas hacia atrás, justo al borde de la carretera.

El otro joven, conocido como “La Momia”, quedó tirado sobre la carretera, boca arriba, con sus manos amarradas sobre el pecho y sin uno de sus ojos, producto de los disparos.

Otro de los jóvenes que fue atacado en la carretera presentaba signos de vida, por lo que fue trasladado a un centro asistencial, donde minutos después expiró por la gravedad de las heridas de arma de fuego. Este tenía más de cuatro disparos a la altura de su rostro, tórax y una de sus manos.

En la escena del crimen los policías observaron que los hechores registraron toda la casa en busca de armas y drogas.

Además, se constató la existencia de un vehículo 4×4 estacionado en el garaje, con Placa PCW 0559, color gris, en el cual se realizan inspecciones para determinar si existe alguna evidencia técnico científica que lleve a esclarecer el suceso.

En los archivos policiales se verificó que este sitio estaba siendo investigado por supuesta venta de droga y que hace una semana se efectuaron allanamientos a la madre y un sobrino de la señora conocida como “La Pepa”.

A eso de las 3:50 de la madrugada se recibió otra llamada en la línea 911, en la que se denunciaba que en la carretera C-A-1 se habrían escuchado varios disparos, por lo que de inmediato la Policía acudió al lugar.

Los cuerpos de los occisos fueron encontrados separados uno del otro, a unos 30 metros, y con sus manos atadas.

Tomando en cuenta los antecedentes de una de las difuntas, el ataque criminal podría tratarse de una pelea de territorio para la venta de drogas.

Estos son tres de las cinco personas que fallecieron la madrugada de ayer, en Nacaome, Valle.

MOTORISTA Y GUARDAESPALDAS

Desde las 8:00 de la mañana, familiares de Gutiérrez Laínez se apersonaron al centro de Medicina Legal y Ciencias Forenses del Ministerio Público, a la espera del traslado de los cadáveres de las personas, incluyendo el de su pariente.

José Norberto Laínez, tío del occiso, explicó que su sobrino trabajó alrededor de dos años en la Dirección Policial de Investigaciones (DPI), pero que hace unos seis meses atrás había abandonado la institución y comenzó a trabajar con una de las fallecidas que se dedicaba a prestar dinero.

Asimismo, continuó explicando que trabajaba de motorista y guardaespaldas de una de las mujeres, era padre de una menor que va cumplir dos años en diciembre y era originario de Nacaome.

“La última vez que lo vi fue la semana pasada, en el velorio de un pariente que murió de forma natural, se despidió de mí y me dijo que vendría este jueves que pasó a Tegucigalpa, a hacer un mandado”, indicó.

Sobre el crimen, dijo que lo que ocurrió supuestamente “fue por robarle a la señora con la que trabajaba mi sobrino, porque prestaba bastante dinero, no sabemos si le llevaron dinero porque la casa la encontraron como chiquero”.

SOBREVIVE MENOR DE 11 AÑOS

Vecinos de la zona, tras escuchar los gritos de las mujeres cuando las mataban; después que los sicarios abandonaron el lugar, oyeron los gritos del hijo menor de las dos mujeres, que al parecer eran pareja.

Los hechores le perdonaron la vida y lo que hicieron fue taparle los ojos, para que no observara cómo las ultimaban a ambas.

El menor de 11 años de edad fue sacado de la casa y auxiliado por los vecinos, pero no paraba de gritar y llorar, al observar la escena dantesca donde se encontraba el cadáver de su mamá.

A eso de las 12:00 del mediodía, los cuatro cadáveres fueron ingresados a la morgue del MP para la respectiva autopsia, los mismos ingresaron en calidad de desconocidos.

Además de ello, la identificación se hará por el método de dactiloscopia forense, que es cotejado con el sistema del Registro Nacional de las Personas y de la DPI y por odontograma (por medio de sus dientes).

Se está a la espera del traslado del otro cadáver del joven que falleció al mediodía de ayer, que es de la misma escena.

DATOS
De acuerdo al registro de muertes múltiples de hombres y mujeres a nivel nacional, en lo que va de este año, se sobrepasa de las 36 masacres ocurridas. Los hechos criminales se concentran en la capital, San Pedro Sula, Santa Bárbara, Olancho, entre otros sectores.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.