Cae hombre que fingió su secuestro para pedir rescate a su familia en Cortés

0
54

Mientras sus familiares intentaban reunir la suma que sus captores les pedían a cambio de dejarlo en libertad, un hombre que fingió su secuestro se encontraba viendo la televisión, en un hotel de otra ciudad.

El hecho se registró desde el pasado 22 de marzo, cuando la Policía Nacional fue notificada del secuestro de un hombre originario y residente del municipio de Nacaome, en el departamento de Valle, al sur de Honduras.

De acuerdo al reporte policial, la Unidad Nacional Antisecuestro (UNAS) comenzó las indagaciones de inmediato, detectando que las comunicaciones eran realizadas desde la ciudad de San Pedro Sula, al norte del país, lugar donde el individuo se había refugiado para hacer creíble su historia.

Fue así que tras varios trabajos de inteligencia se le ubicó instalado en un hotel de la ciudad industrial, desde donde enviaba mensajes y fotografías a su familia fingiendo ser sus captores.

“El sospechoso fue encontrado sano, salvo y viendo televisión en una habitación de un hotel, ubicado en la séptima avenida de San Pedro Sula”, detalla el comunicado de las autoridades.

Exígía fuerte suma

De acuerdo al reporte de los familiares, el hombre solicitaba 800 mil lempiras a cambio de su libertad. Además, enviaba mensajes por la aplicación de WhatsApp en donde los amenazaba.

De igual forma, las autoridades informaron que entre las pruebas en su contra se logró determinar que utilizaba una aplicación para distorsionar su voz y poder hacer las llamadas extorsivas y se tomaba él solo las fotografías usando el temporizador de la cámara de su teléfono celular, las cuales enviaba a sus parientes como prueba de que estaba con vida, pero retenido contra su voluntad.

Tras su detención, el hondureño fue puesto ante las órdenes de la Fiscalía, quien autorizó dejarlo en libertad para ser entregado a sus familiares, sin embargo, aseguraron que no se descarta que más adelante se emita una orden de captura para que responda por planificar y fingir su propio secuestro, pues dentro de la legislación nacional está tipificado como el delito de simulación de infracción inexistente.