‘Pepe’ Lobo dice que ‘de la lengua’ sacarán a quienes busquen protegerse en las ZEDE

0
83

“De la lengua los vamos a sacar de ahí”. Es la expresión que utilizó el expresidente hondureño (2010-2014), Porfirio Lobo Sosa, para reflexionar sobre quienes buscan protegerse de la justicia hondureña o extranjera a través de las Zonas de Empleo y Desarrollo Económico (ZEDE).

Cabe señalar que el Poder Ejecutivo entregó el pasado 10 de mayo al Congreso Nacional la iniciativa de reformas ley de la ZEDE.

En ese entonces, el ministro de la Presidencia, Ebal Díaz, explicó que la iniciativa va orientada a interpretar la legislación tributaria y ampliar el trato especial desde el punto de vista de incentivo y exoneraciones a las ZEDE.

Es oportuno mencionar que en junio de 2013, con 102 votos a favor y 26 en contra, el Congreso Nacional aprobó la Ley Orgánica de las Zonas de Empleo y Desarrollo Económico.

Las ZEDE son áreas del territorio nacional sujetas a un “régimen especial” en las que los inversionistas estarían a cargo de la política fiscal, de seguridad y de resolución de conflictos, entre otras competencias.

No obstante, para el expresidente hondureño estos no serán lugares que brinden protección a quienes piensan evadir la justicia al internarse en las ZEDE.

“Se van a ir meter ahí y van a ir a meter dinero; nombre de la lengua los vamos a sacar de ese lugar”, expresó a periodistas en Tegucigalpa el exmandatario hondureño.

Seguidamente planteó la duda sobre estas iniciativas son impulsadas por el presidente Juan Orlando Hernández con mayor insistencia en su último año de gobierno.

“Que lo plantee Juan Orlando ya cuando está para salir, eso indica que algo hay atrás”, arguyó Lobo Sosa.

Cabe señalar que las ciudades modelo fueron declaradas inconstitucionales en octubre de 2012 por cuatro de los cinco magistrados de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia de Honduras, que el Parlamento destituyó el 12 de diciembre de 2012.

Al tener un régimen legal, administrativo y económico especial, así como su propia administración política, las ZEDE se posicionan como especiales, diferentes y competitivas a las otras zonas económicas especiales.

Están sujetas a una jurisdicción especial y contarán con tribunales autónomos e independientes con competencia exclusiva en todas las instancias sobre las materias que no estén sujetas a arbitraje obligatorio, teniendo bajo su cargo la Fiscalía, la Policía y la investigación criminal.