Manuel Zelaya solamente se expone a una sanción administrativa

0
56

Los vídeos de las cámaras de seguridad del Aeropuerto Internacional Toncontín serán claves para identificar si el expresidente Manuel Zelaya es el propietario o no de los 18,000 dólares (más de 436,000 lempiras) que le encontraron en su mochila.

Un equipo fiscal sustraerá y analizará cada uno de los videos que muestran la
presencia del exmandatario en el aeropuerto desde que se bajó de su vehículo
hasta que llegó a la zona de inspección aeroportuaria que fue ejecutada por los
agentes de la Policía de Frontera y Aduanas.

Zelaya arribó al aeropuerto entre la 1:00 y 1:30 de la tarde con la intención de
abordar un avión que lo llevaría hasta Houston, Estados Unidos y
posteriormente a México para participar en un seminario del Partido de los
Trabajadores.

El origen de los recursos será el único objeto que será investigado de parte de los
fiscales porque Zelaya aseveró que el dinero no le pertenece.

Mientras dure el proceso de investigación, los recursos estarán bajo el resguardo
del Ministerio Público.

Supuestamente, al momento de llegar a ser inspeccionado, un militar le quitó su
mochila y se la llevó a otro lugar para imponerle un sobre con la cantidad de
dinero.

En un video divulgado por la administración del aeropuerto, manifestó que “aquí
ha de haber como 12,000 dólares pero esto debe ser un error, habría que
contarlo. No lo declaré, sabe lo que pasa que no sabía que tenía esto aquí”.
Zelaya manifestó que “¿quién lo colocó?, hay que investigarlo, ¿dónde lo
colocaron?, hay que investigarlo”.

Aseveró que “he hecho más de 400 viajes en mi vida y sé que portar esa cantidad
de dinero es una ilegalidad”.

Aseguró que en su maleta llevaba un libro, el discurso que iba a pronunciar en el
seminario y otras pertenencias, sin embargo negó que el dinero sea de su
propiedad.

“Esperamos que se haga toda la investigación y que se haga la investigación
correcta porque este es un hecho nefasto contra el hombre que es el líder de la
oposición en el país”, manifestó el abogado defensor de Zelaya, Fabricio
Sandoval.

Mientras Zelaya estaba siendo interrogado por los fiscales, hasta las afueras del
aeropuerto llegaron un grupo de simpatizantes del exmandatario que provocaron
el caos al encender una serie de llantas en el bulevar Comunidad Ecónomica
Europea. Ante esto la Policía Nacional los disuadió lanzándole bombas
lacrimógenas.

Legalidad

Pero, ¿a qué se enfrenta el expresidente Zelaya tras ser retenido en el aeropuerto
en posesión de 18,000 dólares?

La Ley Especial Contra el Delito de Lavado de Activos contempla en su
artículo 34 una disposición denominada transporte fronterizo de dinero, que
tiene como potestad controlar la entrada y salida de dinero del país.

El expresidente solamente se expone a una sanción administrativa que consiste
en el pago de una multa de un tercio (6,000 dólares) de lo decomisado, por lo
que se descarta la configuración de un delito de lavado de activos.

Él debería demostrar la procedencia lícita de los recursos en una sede
administrativa fiscal sin necesidad de emitirle un requerimiento fiscal, afirmó el
doctor en derecho penal, Hermes Ramírez.

En la Ley de Lavado de activos, el Estado hondureño advierte a que toda
persona nacional o extranjera que entre o salga del país, a través de las aduanas aéreas, marítima y terrestres, está obligado a presentar en el formulario que,
para tal efecto proporcione el Servicio Administrador de Rentas, una declaración
en la que notifique si transporta o no, dinero o cheques, igual o superior a diez
mil dólares.

Una vez impuesta la sanción administrativa, el retenido paga la multa y continúa
con su viaje con el resto del dinero.

A las 5:30 de la tarde, Zelaya estaba listo para salir del aeropuerto, pues ya había
firmado un acta que le permitía continuar con su rutina, sin embargo, algunos
diputados del Partido Libre llegaron a complicar las cosas, informó el Ministerio
Público.

Al filo de las 7:00 de la noche, el exgobernante no había salido del aeropuerto.
Manuel Zelaya fue presidente de la República entre 2006 y 2009.

El 28 de junio de 2009 fue derrocado mediante un golpe de estado, que lo
expulsó del país ante sus intenciones reeleccionistas.