Luis Zelaya no le ve posibilidades a su partido de ganar la presidencia de Honduras

0
266

El exprecandidato presidencial del Partido Liberal, Luis Zelaya, conversó este viernes en la sección “Votemos Informados” para referirse al panorama político de Honduras y sobre las posibilidades con la que ve a su institución de ganar los comicios generales.

En principio Zelaya fue consultado sobre el tema del polémico “silencio electoral” en donde los protagonistas en lugar de invitar a la reflexión del voto se han decantado por el ataque a través de las plataformas en redes sociales.

“La ley debe ser más amplia en ese sentido para que se respete el silencio electoral, el cual debe incentivar a la reflexión profunda del elector como también del candidato”, expresó.

El expresidente del Consejo Central Ejecutivo del Partido Liberal (CCEPL) indicó que está claro el ataque en este proceso de uno y otro lado.

“Eso viene más del partido de gobierno hacia la oposición, particularmente hacia Xiomara Castro, lo que denota que hay preocupación”, dijo.

En ese sentido considera que para la justa de este domingo sólo habrá dos candidatos con mayor peso político frente al electorado: Xiomara Castro de Zelaya y Nasry “Tito” Asfura.

“Entre ellos dos estará el ganador de las elecciones y espero que sea la oposición”, manifestó a la espera de un proceso en paz y en orden.

De esa manera, indicó, el Consejo Nacional Electoral (CNE) debe jugar un papel importante a fin de no tropezar en un proceso con sospechas. “Sería nefasto si no sucediera así”.

Luis Zelaya ha insistido en que no le da posibilidades al Partido Liberal de ganar las elecciones de este 28 de noviembre en Honduras.

“A nivel presidencial definitivamente no, nunca lo tuvo, por el perfil del candidato y las condiciones con las que se impuso en el proceso electoral de marzo”, cuestionó.

“Las encuestas a las que he tenido acceso no le dan la más mínima posibilidad”, dijo, argumentando que el liderazgo del partido rojo y blanco no ha logrado un plan sólido.

De esa manera considera que -el expresidente- Carlos Flores y Yani Rosenthal le querrán acreditar la derrota de los resultados que se den en su partido.

No obstante, su principal deseo, apuntó, es que no se tenga el poder absoluto en el Congreso de la República “sino veamos a este Congreso con el Partido Nacional”.

En consecuencia espera que el electorado sea consciente de ello y vote “inteligentemente” a fin de que las fuerzas en el Legislativo sean “balanceadas”.

El exaspirante hondureño es de la opinión que la estrategia política del tripartidismo condujo a este camino al Partido Liberal y se confabularon para sacarlo del ruedo. “En ese ajedrez se impidió que nos uniéramos con Salvador Nasralla”, objetó.

Acto seguido Zelaya se refirió al respeto a la democracia, la importancia de los derechos humanos, la corrupción y el mal actuar de las dictaduras en la región Latinoamericana.

La corrupción y el tema de los hospitales móviles, acotó, van a pesar en las elecciones del domingo 28 de noviembre. “Pesará el voto de castigo”, aseveró.

“El objetivo inmediato en este momento es sacar al Partido Nacional del poder porque está demostrado sus actos de corrupción y sus vínculos con el narcotráfico descritos por la Fiscalía de Nueva York”, dijo.

Sobre la candidata de la alianza, Xiomara Castro, comentó que de pasar a la historia como la primera mujer presidenta del país, debería reflexionar y no cometer los mismo errores que cometió su esposo.

En el caso de “Tito” Asfura, criticó que no haya propuesto sus candidatos, por lo que visualiza, a un Nasry “atado de manos” a los intereses de Juan Orlando Hernández.

Luis Zelaya teme un poco la polarización que se experimenta en el país desde el sorteo de posiciones en la papeleta. “El CNE juega un rol fundamental”, subrayó. “Es importante que haya respeto y que esto sea una fiesta cívica”, dijo.