Libre contrata a familiares de diputados en el RNP

0
147

Los salarios de 180 mil lempiras que ganan los comisionados del Registro Nacional de las Personas (RNP) y la supuesta contratación “de dedo” de familiares de diputados comenzó a generar malestar entre los militantes de los partidos, especialmente en Libertad y Refundación (Libre). Un miembro activo de este partido de izquierda, Pedro Joaquín
Amador, denunció que el representante de Libre, Óscar Rivera, está
siguiendo la práctica de los partidos tradicionales.

“Estoy en contra de las acciones que se toman, no es posible que mucha de la
militancia de nuestro partido, gente sin trabajo, esté deambulando, tragando gas,
esté sufriendo y se ponga de dedo en el Registro Nacional de las Personas a
algunas personas que no merecen estar trabajando y nuestra base ha sido
olvidada”, afirmó.

“En lo personal”, añadió, “he visto mucho sufrimiento de la base de Libre, yo creo
que esta vieja práctica política debe de cambiar”. “Ahí salen las listas de quiénes
son los que están trabajando y que salen familiares de algunos diputados, si eso
es cierto que se está dando dentro de Libre eso está muy mal. Estas pruebas yo
no las tenía, las vi hasta después. Si eso es cierto que se está dando dentro de
Libre está muy mal”, insistió el activista.

Según este dirigente, su partido Libre, que ahora está representado en los
organismos electorales, debe tener un comportamiento diferente, una política
laboral que no sea la misma de la de los partidos tradicionales. “Libre debe ser
diferente”, afirmó.

Se borrará solo

El aludido Óscar Rivera negó que se esté nombrando personal al margen de la
ley y reveló que el activista Pedro Joaquín, por haber pasado un concurso
público, está en una lista para ser contratado pero “yo espero que no se borre
solo” porque “la campaña (de desprestigio contra su propio partido) que está
haciendo lo puede orillar a esa posibilidad”.

Lo exhortó a “que se incorpore a trabajar en las tareas del partido (mientras se le
contrata)” pero debe poner fin a la campaña en contra del partido que dice
querer.