Comienza semana histórica para las reformas electorales

0
147

Sin consensos en la segunda vuelta, la reelección y la equidad de género, el Congreso Nacional (CN) se apresta a discutir y aprobar, esta semana, la nueva Ley Electoral, de cara a los comicios primarios de marzo y los generales de noviembre del 2021.

Los debates debieron comenzar la semana pasada, pero la comisión dictaminadora pospuso la discusión para afinar el texto y consensuar los últimos acuerdos que no atrasen la votación en el pleno.

La nueva ley, cuyo borrador está compuesto de 324 artículos, más 15 transitorios incorporados por los dictaminadores, deberá contar el respaldo de 86 de los 128 diputados del Congreso Nacional.

El instrumento electoral fue preparado durante un año, por una comisión de expertos nacionales, tomando como base la ley vigente, a un costo de 25 millones de lempiras en pagos de honorarios a redactores y asesores de la Organización de Estados Americanos (OEA) y de la Unión Europea (UE), que participaron en el proyecto.

Como novedades, la nueva normativa permite las alianzas entre los movimientos en las primarias, elimina el tráfico de credenciales y clausura a los partidos que no obtengan por lo menos un diputado.

Contrario a lo que venían exigiendo algunos sectores sociales, a lo largo de este año de discusiones, la nueva ley deja por fuera la reducción del número diputados, el límite para la reelección de ellos y los alcaldes y el financiamiento de los comicios primarios por cada partido o en su defecto, eliminar ese proceso.

SEGUNDA VUELTA

La normativa tampoco contempla la segunda vuelta y la reelección presidencial, pero los proyectistas están sugiriendo que ambas figuras sean reguladas mediante una consulta popular el próximo año. Por los momentos, los dictaminadores han dejado a un lado un borrador remitido por el Consejo Nacional Electoral (CNE) allanando el camino para la vigencia de estas dos polémicas reformas.

Ana Paola Hall envió al Congreso Nacional la solicitud de reforma consitucional para la segunda vuelta, pero hasta ahora, ningún diputado, ni su bancada tampoco ha presentado el proyecto al pleno para hacer realidad el balotaje.

Los diputados conocerán esta semana el dictamen consensuado en la comisión especial.

AFINANDO “DETALLITOS”

Hasta ayer, según conoció LA TRIBUNA, la comisión dictaminadora seguía reunida “afinando los detallitos” para presentar la normativa hoy o mañana a la secretaría del Congreso.

Como está pactado, se prevé que el jefe de la bancada liberal y presidente de la comisión de dictamen, Mario Segura, presente la versión final, seguida de una petición de la dispensa de los dos primeros debates para que sea aprobada en el tercero y último.

La expectativa de los dictaminadores es que los previos acuerdos de las tres bancadas mayoritarias (Nacional, Libre y Liberal) no estanquen la discusión en la Cámara y la normativa pueda estar lista antes de la convocatoria a elecciones primarias, el próximo 14 de septiembre.

En las últimas horas, los proyectistas originales alertaron que la comisión dictaminadora ha trastocado el borrador de acuerdo a los intereses partidarios, sembrando la incertidumbre si la ley final tendrá las reformas recogidas durante la socialización con diversos sectores del país.

En un caso particular, los miembros de esta comisión han tenido dificultades para armonizar en la ley la paridad y la alternancia del 50 por ciento de las mujeres y hombres en las planillas, por lo que la última palabra la tendrá el pleno.

EQUIDAD DE GÉNERO

El borrador establece el 50 por ciento para hombres y mujeres en todos los cargos electivos, propietarios y suplentes, pero los dictaminadores están considerando que no aplique para los diputados suplentes, alcaldes y vicealcaldes.

Los partidos minoritarios en el Congreso (seis votos en PINU, Alianza Patriótica, DC y PAC) también están denunciando que la ley está diseñada para los institutos mayoritarios (122 votos entre PN, Libre y PN) marginándolos, por ejemplo, de las mesas receptoras.

Los partidos emergentes quieren mantener delegados en las mesas receptoras y acceder al pago de la deuda política en la misma proporción que sus colegas mayoritarios, pero tanto los proyectistas como los dictaminadores proponen nuevas reglas.

Una vez aprobado, la nueva ley deberá ser ratificada en la siguiente legislatura, que comienza el 27 de enero del 2021. De este modo, entrará a la historia del país, derogando la normativa vigente desde el 2005 y convirtiéndose en la segunda de su tipo desde el retorno a la democracia en 1980. (Eris Gallegos)

Novedades:
*Lector de huellas en las mesas
*Nueva transmisión de resultados
*Mesas serán integradas por partidos mayoritarios
* Clausura partidos que no saquen un diputado
* Cada voto costará 59 lempiras
* Permitido alianzas entre movimientos en primarias
*Nueva elección de diputados al Parlacen
* Paridad y alternancia de hombres y mujeres en las planillas
* Partidos emergentes recibirán pago por cada voto
* Impugnaciones serán conocidas por el Tribunal de Justicia Electoral sin opción a la CSJ.

Reformas pendientes:
• Reelección presidencial y segunda vuelta
• Reducción del número de diputados
• Limitación de reelección de diputados y alcaldes
• Financiamiento de las primarias por cada partido político
• Voto por correo para los hondureños en el extranjero
• Ciudadanización de las mesas
• Elección de diputados por distritos
• Voto electrónico.


Mario Segura:
Ha sido un proceso largo de consensos
El jefe de bancada del Partido Liberal, Mario Segura, destacó los largos consensos, incluyendo sesiones nocturnas, para armonizar la nueva Ley Electoral.

“Hemos estado resolviendo detalles con una buena voluntad de los diputados de la comision dictaminadora para alcanzar los acuerdos necesarios”, destacó el diputado a quien le toca presentar la versión final de la normativa en el pleno.

Con respecto a los “detallitos” que les faltaba, aseguró que han logrado ponerse de acuerdo en la integración de los partidos minoritarios a las mesas y la paridad y alternancia para las mujeres en las planillas.

“En las próximas elecciones se darán cuenta de la cantidad de féminas que irán en planillas”, subrayó.

También destacó la regulación del pago de la deuda política. Estaba el 15 % que se le daba a cualquier partido, independientemente de la cantidad de votos que sacaran; eso de una u otra manera incentivaba a formar partidos de maletín, pero hoy ya se eliminó”.

Reinaldo Sánchez:
No debe ser al antojo de ningún partido
La nueva Ley Electoral no debe ser al antojo de ningún partido, sino, un acuerdo con la democracia que el país necesita, consideró el presidente del Partido Nacional, Reinaldo Sánchez.

“Los eventos postelectorales de 2017, no pueden volver a pasar, pérdidas económicas, pérdida de la imagen del país y peor aún pérdida de vidas humanas de compatriotas que jamás creyeron que después de una fiesta cívica electoral, iban a perder su vida”, agregó Sánchez, quien es diputado, pero goza de un permiso del Congreso para ejercer como ministro de la Secretaría de Desarrollo (SEDIS).

El ministro lamentó que a un año de consensos y la elección del nuevo Consejo Nacional Electoral (CNE) no existan los reglamentos y las leyes complementarias que acompañen la nueva normativa electoral para fortalecer la democracia.

Con respeto a las diferencias por las mesas electorales, como uno de los temas torales de la reforma, el político confía que los diputados alcancen los acuerdos necesarios de tal manera que todas las fuerzas políticas del país salgan fortalecidas. “Se debe de pensar no en sacar a nadie ni debilitar a nadie sino en ver cómo se camina juntos para construir la democracia fuerte que el país necesita”.


Augusto Aguilar:
Les entregamos una “Barbie”, ojalá no salgan con “Chucky”
El proyecto de la comisión técnica contiene reformas contundentes y no cosméticas por lo que esperamos una versión final moderna ponga fin a las denuncias de fraude del pasado, consideró Augusto Aguilar, uno de los redactores del borrador de la Ley Electoral.

“Les entregamos a los diputados una “barbie” pero no sabemos si del Congreso saldrá un “Chucky”, agregó.

El especialista aseguró que la nueva normativa recoge la experiencia de las últimas elecciones de 97 países de América Latina.

Aguilar admitió que ha recibido quejas de sus colegas redactores que al interior de la comisión de dictamen le “están dando vuelta” al proyecto de ellos, consintiendo las viejas prácticas del pasado.

“Pensamos que esta nueva ley eliminará las quejas de fraude que han acompañado los últimos procesos electorales en Honduras”, subrayó.

Doris Gutiérrez:
Está diseñada para los tres partidos grandes
La diputada del Partido Innovación y Unidad (PINU), Doris Gutiérrez, consideró que la nueva Ley Electoral contiene aspectos positivos pero está diseñada para los partidos mayoritarios del país.

“Todavía no tenemos el dictamen final porque le esán haciendo unos cambios, se están quitando las funciones al CNE para dirigir las consultas populares.

También están concentrando la representación de los partidos en las mesas en los tres partidos mayoritarios Nacional, Libre y Liberal, lo que viola los derechos de participación de las fuerzas minoritarias”, dijo Gutiérrez.

Como ejemplo, agregó, no están aplicando la alternancia de mujeres en las corporaciones municipales, los diputados suplentes y alcaldes.

Señaló una serie de artículos violatorios de la Constitución que los expondrá en el pleno al momento de los debates.

“La ley tiene cosas buenas, pero a mi juicio es excluyente y diseñado a la medida de tres partidos con exclusión completa a los demás”, subrayó.