Empeora el brote de COVID en Corea del Norte: más de 800.000 casos positivos y 42 muertos

0
55

Las autoridades sanitarias del régimen de Corea del Norte informaron este domingo de que 296.180 personas han resultado positivas por COVID-19 en las últimas 24 horas y que 15 personas han fallecido, después de que el pasado sábado se declarase la “alerta máxima” por el primer brote de coronavirus que está afrontando el país.

Dos años y medio después de que diera comienzo la pandemia a nivel mundial, Pyongyang registra ya un total de más de 800.000 positivos y 42 muertes desde el inicio de este brote iniciado el 12 de mayo, según ha informado la agencia estatal de noticias norcoreana KCNA.

El dirigente norcoreano, Kim Jong-un, señaló en una reunión de emergencia este sábado que el país se enfrenta a una “gran agitación” debido al gran número de ciudadanos que han sufrido “síntomas de fiebre” desde finales de abril, tal y como ha recogido el portal especializado NK News.

Asimismo, Kim indicó que “la fiebre” se está extendiendo por todo el país, aunque no se ha propagado “de manera inconsolable entre las regiones”, por lo que ha pedido una aplicación rigurosa de los cierres y cuarentenas regionales.

El régimen confirmó durante la mañana de este domingo que casi 300.000 personas resultaron positivas durante las últimas 24 horasEl régimen confirmó durante la mañana de este domingo que casi 300.000 personas resultaron positivas durante las últimas 24 horas

La situación preocupa por lo contagioso que ha demostrado ser la variante detectada y por el hecho de que el país, que tiene escasa capacidad de testeo, ha rechazado la donación de casi cinco millones de dosis de vacunas a través del mecanismo COVAX, no ha puesto un solo pinchazo y no tiene aún un plan nacional de inoculación.

De las 42 muertes reportadas, en total, desde que Pyongyang reveló el brote, solo una persona ha dado positivo por la COVID-19. Asimismo, según ha recogido la agencia estatal de noticias, desde finales de abril, cerca de 252.000 se han recuperado.

Kim Jong Un ha establecido medidas “máximas” de respuesta contra el COVID-19, después de que se haya detectado la variante de coronavirus Ómicron este domingo en la capital del país asiático. “Gracias a la alta conciencia política del pueblo seguramente el país supere la emergencia”, dijo.

Por el momento, varios países, como Corea del Sur, China y Rusia, han ofrecido su ayuda al país para hacer frente al brote, si bien el Gobierno estadounidense ha descartado por el momento tener planes inmediatos de asistencia.

Este mismo viernes, el Gobierno ruso ha dicho estar dispuesto a enviar ayuda en caso de que esta sea “solicitada”, tal y como ha recogido la agencia de noticias Interfaz. La Embajada rusa en Pyongyang ha señalado que existe tal disposición aunque ha descartado que Corea del Norte haya pedido algún tipo de ayuda por el momento.

Asimismo, el viceportavoz de la Secretaría General de la OCU, Fardan Ha, ha precisado que están monitorizando “con preocupación” el brote en el país, aunque por el momento “no han recibido comunicaciones formales sobre ello”.

“Nos mantenemos en contacto con los representantes de Corea del Norte al respecto. La OCU sigue comprometida y estamos listos junto con nuestros socios humanitarios para ayudar a las personas necesitadas en Corea del Norte sobre la COVID-19 y otros temas”, ha asegurado.

(Con información de Europa Press)