El médico de Biden explicó que al presidente le extirparon un pólipo benigno pero potencialmente precanceroso

0
16

El médico de Joe Biden, el doctor Kevin O’Connor, informó este miércoles los resultados de la operación a la que fue sometido el mandatario la semana pasada. El especialista explicó que las pruebas practicadas al presidente revelaron que sufría de un adenoma tubular, una lesión benigna de crecimiento lento pero con posibilidad de ser maligna.

O’Connor señaló que el presidente ya ingreso en quirófano en 2008 para que se le practicase una operación similar, y remarcó que ahora ya no se requiere más atención ni operaciones, aunque sí recomendó una revisión rutinaria y se instó a Biden a que se realice una nueva colonoscopia en siete o diez años.

El presidente cedió temporalmente el poder a la vicepresidenta del país, Kamala Harris, mientras duraba la anestesia de la colonoscopia a la que se sometió el pasado viernes en el hospital Walter Reed.

El mandatario fue tratado la semana pasada en el Hospital Militar Walter ReedEl mandatario fue tratado la semana pasada en el Hospital Militar Walter Reed

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, recordó que la situación no era nueva –ya ocurrió en 2002 y 2007, cuando el entonces presidente George W. Bush se sometió al mismo procedimiento–, pero sí que se trató de la primera vez que el poder recayó sobre una mujer.

Al día siguiente Biden ya estaba “en condiciones” para “cumplir con éxito sus obligaciones”, según indicó su médico.

Radiografías realizadas en las pruebas al inquilino de la Casa Blanca determinaron que tiene artritis en la columna y daños “de moderados a severos” por el desgaste normal debido a su edad. Esto, según el médico, no requiere tratamiento concreto al no ser demasiado grave y justifica la rigidez en su caminar.

Por otro lado, al presidente se le descubrió una hernia de hiato, lo que le provoca reflujo y podría explicar su carraspeo más frecuente.

El médico del mandatario norteamericano ofreció los detalles de la evaluación médica realizada la semana pasadaEl médico del mandatario norteamericano ofreció los detalles de la evaluación médica realizada la semana pasada

Tras las novedades médicas, los Biden retomaron este año una tradición de tres décadas para su familia, visitar todos juntos el pequeño poblado de Nantucket, en la isla de Cape Cod, estado de Massachusetts, para celebrar la fiesta familiar. La última vez que habían pasado Acción de Gracias allí fue en 2019, cuando el mandatario demócrata estaba en plena campaña para convertirse en el candidato a la presidencia que finalmente lo llevaría a la Casa Blanca. El año pasado, un grupo reducido de familiares se encontró en Delaware, donde Biden vivió hasta mudarse a Washington para trabajar en el salón oval.

Si bien el día de Acción de Gracias se celebra mañana jueves (la fiesta es siempre el último jueves del mes de noviembre), como muchos otros estadounidenses, los Biden decidieron hacer de esta fiesta unas vacaciones de varios días. El presidente Biden y la primera dama arribaron a Nantucket el martes por la noche y se quedarán allí hasta el domingo.