Ecuador reclama la extradición del ex presidente prófugo Rafael Correa

0
58

Los ex presidentes latinoamericanos vuelven a estar en apuros. La Corte Nacional de Justicia (CNJ) ha iniciado el trámite de extradición contra Rafael Correa, sobre quien pesa una condena de ocho años de cárcel por corrupción. El ex mandatario, que vive actualmente en Bélgica, es prófugo de la justicia ecuatoriana tras una condena ratificada por la propia sala penal de la CNJ.

Iván Saquicela, presidente de la Corte, rubricó este viernes la solicitud, el mismo día que las autoridades hondureñas extraditaban a Estados Unidos al ex presidente Juan Orlando Hernández, sobre quien pesan fuertes acusaciones por narcotráfico.

El proceso contra Correa, antigua estrella televisiva de ‘Russia Today’ (RT) y una de las puntas de lanza de la desinformación del Kremlin en el continente, está salpicado de obstáculos. El principal se ha conocido este sábado, cuando el abogado defensor del líder revolucionario ha desvelado que su defendido cuenta, desde hace pocos días, con el asilo político concedido por el gobierno belga. La Cancillería ecuatoriana no tiene confirmación oficial de esta decisión.

“Este sinvergüenza (Saquicela) no se cansa de hacer el ridículo. Recuerde que él fue uno de los jueces que me impidió ser candidato e hizo a Lasso presidente”, ha reaccionado Correa a través de sus redes sociales.

No se trata, ni mucho menos, de los dos únicos ex mandatarios regionales que se enfrentan con la Justicia. En Perú, el juicio contra Ollanta Humala continuará la semana que viene con nuevas audiencias en las que se determinará si el ex presidente del país andino es culpable de lavar activos en sus campañas electorales con dinero procedente del gobierno de Hugo Chávez y de la constructora brasileña Odebrecht.

También Alberto Fujimori, encarcelado desde hace 15 años, enfrenta los tira y afloja entre distintas instituciones tras decretarse su indulto, y verlo paralizado posteriormente. La Corte Interamericana de Derechos Humanos ordenó al Estado “abstenerse de implementar” la liberación del recluso, condenado a 25 años de cárcel por el asesinato de 25 personas durante la lucha contra Sendero Luminoso.

En EEUU, Alejandro Toledo aguarda la decisión judicial sobre su extradición, solicitada por las autoridades peruanas. Salpicado también por Odebrecht, sobre Toledo pesa una acusación de la Fiscalía, que solicita 16 años de prisión en su contra.

El impacto de todo el ritual vivido ayer en Honduras con la extradición de Hernández, cuyo hermano ya está condenado en EEUU, recorrió toda Centroamérica. El que fuera el hombre más poderoso del país se presenta hoy ante la Corte de Nueva York.