Congreso de EE. UU. aprueba un esperado plan de ayuda por 900.000 millones de dólares

0
27

Republicanos y demócratas llegaron a un anhelado acuerdo este domingo en el Congreso, para lanzar un nuevo paquete de estímulos por valor de 900.000 millones de dólares. El objetivo, paliar los efectos de la pandemia en la economía estadounidense. A su vez, la Cámara de Representantes aprobó extender por un día más la votación del presupuesto para financiar la Administración Federal hasta septiembre de 2021.

ANUNCIOS

Después de que en marzo el Congreso estadounidense aprobara el paquete de estímulos más grande de la historia del país – por valor de 2,3 billones de dólares – republicanos y demócratas se habían estancado en sendas discusiones presupuestarias. La consecuencia: meses desprovistos de inyección de fondos, para aliviar los estadounidenses y las empresas afectadas mientras la pandemia crecía aceleradamente. Pero este domingo se pusieron de acuerdo para aprobar el que será el segundo paquete más importante por volumen de dólares.

“Más ayuda esta de camino. Hace solo unos momentos, en consulta con nuestros comités, los cuatro líderes del Senado y de la Cámara de Representantes han finalizado otro gran paquete de rescate para el pueblo estadounidense”, proclamó el líder de los republicanos en el Congreso, Mitch McConnell, tras un fin de semana de largas negociaciones.

Ley de 1.400 millones de dólares para financiar la Administración

El paquete de estímulo está incluido en la ley de 1.400 millones de dólares destinada a financiar la Administración hasta septiembre de 2021 y que deberá ser aprobada antes de la medianoche de este lunes, para evitar que las agencias federales se queden sin fondos y se vean obligadas a cerrar.

El líder de la minoría del Senado Charles Schumer (D-NY) habla con los periodistas sobre un acuerdo de un paquete de ayuda para la enfermedad coronavirus (COVID-19) junto a la presidenta de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi (D-CA) en el Capitolio de Washington, D.C., EE.UU. 20 de diciembre de 2020.
El líder de la minoría del Senado Charles Schumer (D-NY) habla con los periodistas sobre un acuerdo de un paquete de ayuda para la enfermedad coronavirus (COVID-19) junto a la presidenta de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi (D-CA) en el Capitolio de Washington, D.C., EE.UU. 20 de diciembre de 2020. © Ken Cedeno/REUTERS

Para este fin, la Cámara de Representantes votó este domingo la extensión del anterior presupuesto anterior por un día más, pues su vigencia expiraba pasada la medianoche. Ahora, el presidente saliente, Donald Trump, deberá firmar la que será la cuarta extensión de estos presupuestos desde septiembre para evitar el cierre de las administraciones.

La última de estas ampliaciones se había hecho el pasado viernes para dar tiempo a ambos partidos a negociar los presupuestos. Uno de los principales escollos en la negociación era una propuesta republicana para restringir la capacidad prestataria de emergencia de la Reserva Federal (Fed), algo que los demócratas temían que pudiera constreñir al futuro Gobierno del presidente electo, Joe Biden.

¿En qué consiste el paquete de estímulo?

Este paquete lleva aparejadas una serie de medidas económicas ya prefijadas para ayudar a ciudadanos y empresas a paliar las consecuencias de la crisis económica derivada del coronavirus. Entre ellas, destacan los pagos directos de 600 dólares para todos aquellos individuos que tengan una renta de menos de 75.000 dólares.

La cifra de ayudas por desempleo en Estados Unidos se elevó durante el último año según datos del Departamento del Trabajo.
La cifra de ayudas por desempleo en Estados Unidos se elevó durante el último año según datos del Departamento del Trabajo. © Andrew Kelly / Reuters

Además, todos los desempleados recibirán 300 dólares semanales que serán acumulativos con las prestaciones que ya aportan los diferentes estados, pero que en ocasiones son demasiado escasas. Habrá una partida de 13.000 millones para asistencia alimentaria y otra de 25.000 millones para el pago de las rentas a personas en riesgo de no poder pagarla, además de una moratoria a los desalojos.

El plan también incluirá una partida de 330.000 millones de dólares en préstamos para pequeñas empresas y otros 82.000 millones para que las escuelas puedan mejorar sus sistemas de calefacción y aire, a fin de que puedan volver a reabrir sus clases con menos riesgo de propagación del virus.

Entre otras muchas medidas, también se incluye un plan de 284.000 millones para periódicos y televisiones locales o sin ánimo de lucro, así como miles de millones de dólares para ayudar a entidades locales a distribuir las vacunas contra la covid-19.

Con Reuters y EFE.