Chile aprueba el proyecto del matrimonio igualitario tras cuatro años de discusión

0
42
TELAM 14072021 La Ley de Matrimonio Igualitario que rige en la Argentina tiene la particularidad de ser la única en el mundo que es aplicable también a todos los extranjeros no residentes y, desde su aprobación en el 2010, "más de 400 parejas de turistas se casaron en el país", afirmaron desde la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans (FALGBT). Simón Cazal y Sergio López, de Paraguay. Dl

Este miércoles, el Senado de Chile retomó la discusión sobre el proyecto de matrimonio igualitario, iniciativa que se encuentra en primer trámite constitucional y que, finalmente, fue aprobada en particular por 28 votos a favor, 14 en contra y 0 abstenciones.

El debate inició a eso de las 9:00 horas y se extendió por más de cuatro horas, oportunidad en que las y los parlamentarios expresaron sus distintas posiciones respecto de la reforma que fue aprobada por la Comisión de Hacienda del Senado el pasado 6 de julio. 

De esa manera, la senadora Adriana Muñoz (PPD) indicó que “con el debate de este proyecto de ley se avanza en reconocer y valorar la diversidad como un componente esencial de un nuevo orden civilizatorio”.

“Consagrar por ley el matrimonio igualitario, rompe con una cultura que lo regula hasta ahora por el parámetro heterosexual, que vincula al matrimonio sólo con la unión de un hombre y una mujer. Se avanza entonces en poner fin a las limitaciones legales que sustentadas en prejuicio y arbitrariedades impiden que personas del mismo sexo se unan en matrimonio, ejerciendo en plenitud derechos humanos y civiles en condiciones de igualdad”, dijo la parlamentaria.

Por su parte, la senadora Ximena Rincón (DC) señaló que “la existencia de familias diversas es una realidad en nuestro país” y que “cualquier intento por frenar el debate y la visibilización de ellas es un golpe deshumanizador basado solamente en dogmas considerados inquebrantables”.

“A diferencia de lo que otros podrán pensar, con esta iniciativa no buscamos desnaturalizar las uniones entre seres humanos, sino que todo lo contrario, buscamos reconocer que existe una realidad callada durante años y de la cual el Estado debe hacerse cargo”, subrayó.

 

Desde RN el senador Rodrigo Galilea también se manifestó a favor del proyecto de ley y, en esa línea, sostuvo que “el matrimonio igualitario nos hace mucho más tolerantes, mucho más comprensivos y mucho menos discriminadores”.

“La tolerancia hacia las minorías debe ser algo no solamente teórico, debe traducirse en la mayor cantidad de gestos concretos que podamos y creo que el matrimonio homosexual o igualitario es un gran paso”, dijo. 

Mientras, el senador Iván Moreira (UDI) criticó el avance de la iniciativa y señaló: “Este no es un día para celebrar, por lo menos para nosotros. El Presidente de la República asume una responsabilidad. Nos dejó solos cuando lo necesitábamos, sobre todo en los compromisos que tuvimos con el mundo valórico, con el pueblo cristiano, el pueblo evangélico”.

La sesión también contó con la presencia de los y las dirigentes de Fundación Iguales y el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh), quienes valoraron el avance de la iniciativa que, ahora, pasa a su segunda tramitación en la Cámara Baja. 

“Hoy damos un nuevo y significativo paso hacia la igualdad con el fin de terminar con la histórica desigualdad legal que afecta a las parejas del mismo sexo y las familias homoparentales, impedidas de casarse y de criar a sus hijos/as solo en razón de su orientación sexual. La actual homofóbica ley de matrimonio está llegando a su fin, para ser cambiada por una de matrimonio igualitario”, sostuvo Daniela Andrade, vocera del Movilh.

 

En específico, el proyecto de ley introduce modificaciones al Código Civil con el propósito de permitir el matrimonio de parejas del mismo sexo y regular los derechos y obligaciones que adquirirán quienes lo celebren. Así, elimina la distinción entre hombre y mujer como “únicos componentes del matrimonio”, lo que permite eliminar las referencias de marido y mujer, avanzando hacia la categoría de cónyuges.

En tanto, respecto de la filiación, la idea de padre o madre es reemplazada por la de progenitores, los que pueden ser “padre y madre, ambos padres o ambas madres”. Asimismo, reconoce los matrimonios celebrados en el extranjero entre personas del mismo sexo.