Policía comienza desalojo de transportista de carga que mantenían toma de carreteras

0
44

Tras más de 72 horas de paralización de los transportistas de carga en el país y con ello la interrupción del libre tránsito por las principales carreteras, las autoridades decidieron comenzar con los desalojos para liberar las vías.

El desalojo comenzó en la carretera CA-5, a la altura de la estación policial de El Durazno, donde según cálculos de la Policía Nacional se encontraban unos dos mil camiones y cabezales estacionados, lo que ralentizaba el paso para los demás conductores, incluso, por su tamaño, muchos vehículos no podían transitar.

El comisionado Miguel Martínez Madrid manifestó que “se han recibido instrucciones del más alto nivel para proceder a un desalojo, se va a iniciar por el sector de la carretera al norte, por la estación policial de El Durazno y posteriormente en las demás zonas para garantizar a la ciudadanía el derecho que le da la Constitución de la libre locomoción a lo largo y ancho del territorio”.

En este sector de la carretera al norte los conductos accedieron a retirar las unidades, pero amenazaron con trasladar la toma hasta el vecino departamento de Comayagua, pues afirman que no se detendrán hasta conseguir una rebaja en los combustibles, una disminución en las tarifas de los peajes y un aumento a la tarifa por kilómetro recorrido.

Pero de acuerdo a la instrucción emitida desde la Secretaría de Seguridad, de no obedecer la ordenanza de desalojar las carreteras a través del diálogo, podrían ser víctimas de un desalojo violento.

“Se han recibido instrucciones para concentrar el recurso humano y logístico para llevar a cabo el desalojo de forma pacífica y en caso de que no se pueda lograr el desalojo pacífico, tendremos que hacer uso de la fuerza necesaria y una vez que se autorice el uso del gas lacrimógeno, también el uso de este”, advirtió Martínez Madrid.

Por otro lado, aseguró que como no se cuenta con el equipo necesario para proceder a retirar los vehículos con grúas, se tomará registro de sus placas para aplicar la sanción correspondiente a quienes no acaten la disposición.