Pandemia obliga reducir 20% burocracia estatal

0
56

La pandemia por COVID-19 representa desafíos económicos y sociales para todos los sectores, uno de ellos es el Estado hondureño, que deberá ajustarse a un entorno de precariedad, según análisis preliminares.

Los planteamientos toman de base la caída en las recaudaciones que, de 188 millones diarios, con la crisis por la pandemia bajaron a 66 millones de lempiras, de acuerdo a las cifras de Finanzas, misma que recurrirá a préstamos externos para cancelar los salarios de 220 mil burócratas en junio, julio y agosto.

Estos son los primeros síntomas y las autoridades económicas ya deberían de estar trazando líneas de la “nueva realidad” que se viene, consideró este jueves Lester Ramírez de la Asociación para una Sociedad Más Justa (ASJ).

La reducción “dependerá de lo que pueda obtener el Estado de tributos, pero sabemos que hay una enorme carga burocrática que no hace nada y más bien malgasta. Empezaría, al menos, por un 20 por la carga burocrática”, consideró el entrevistado.

Dijo que “el endeudamiento enorme que habrá”, al tiempo de preguntarse “para qué ocupamos rifles para matar un virus, nuestro enemigo no es un ejército extranjero, es un virus y para combatirlo se ocupan médicos, enfermeras”.

También se necesita “infraestructura hospitalaria, pero no podemos seguir invirtiendo en rifles, en buques o material bélico que de nada sirve. Esta coyuntura es fundamental para saber si debemos tener unas fuerzas armadas orientadas a la guerra u orientadas a la protección civil”, argumentó.

“Esto va a seguir el próximo año, la gente no va a poder pagar sus impuestos, muchas empresas van a declararse en quiebra y no van a poder pagar nada. Esta es la situación, hay que hablarle con franqueza a la población del impacto económico”, recomendó.

“Es importante llamar a la reflexión al gobierno, porque es el único que no se ha sacrificado, todos; sector privado, informal y otros se están sacrificando en términos de reducir gastos”. “Lo mismo tiene que suceder con el Estado; tiene que reducir la carga burocrática, porque vamos a tener una situación compleja en seis meses”, proyectó Ramírez.