País afronta nueva ola de pandemia, anunciada pero no esperada

0
60

Tegucigalpa – “Lo esperado ha ocurrido, los triajes están saturados con sintomatología de COVID”, manifestó este domingo a doctora Silvia Portillo, jefa del Servicio de Patología del Instituto Nacional Cardiopulmonar más conocido como Hospital del Tórax, en referencia a la nueva ola de la pandemia que enfrenta el país.

– En medio de la nueva ola, los médicos claman por que suspendan las restricciones para aplicarse la cuarta vacuna o segunda dosis de refuerzo contra la COVID a la población en general.

Razonó que es una ola anunciada, pero no esperada ya que lo ideal es no tener más nuevos casos del virus.

Era un repunte anunciado ya que se hicieron innumerables advertencias a la población sobre su participación en eventos masivos de entretenimiento, razonó.

En estos momentos el virus está diseminándose en las familias, por lo que es común ver a varios miembros de un núcleo familiar positivos de COVID-19, caviló.

Hoy más que nunca es imperativo reforzar las medidas de bioseguridad y fomentar la vacunación contra el virus, apuntó la patóloga.

Repunte

De acuerdo a datos de la Secretaría de Salud (Sesal) hasta el 30 de junio el país centroamericano acumula 427 mil 718 casos positivos de la enfermedad.

Los dos primeros casos fueron confirmados el 11 de marzo de 2020, ese día también se decretó una emergencia sanitaria en el país centroamericano.

Desde entonces hasta el 30 de junio los decesos a causa de la enfermedad ascienden a 10 mil 906, según datos oficiales

Tras varios meses sin registros significativos tantos en las hospitalizaciones como en los decesos el país vuelve a escenarios del pasado como los triajes llenos en busca de atención primaria.

Factores multifactoriales

De acuerdo a la infectóloga y exministra de Salud, Elsa Palou son los factores multisectoriales los que están disparando la nueva oleada de contagios de la COVID-19 en Honduras.

Analizó que el repunte de casos es multifactorial y detalló que entre las causas está que mucha población sigue sin vacunas -aproximadamente un millón de personas-, ha existido un relajamiento social, además de circulación de nuevas variantes del virus.

Dijo que en Honduras posiblemente circulan las variantes Ba4 y Ba5, las que se suman a las ya existentes.

La galena avizoró que los casos de COVID-19 irán aumentando con el paso de las semanas.

Se eleva la tasa de positividad

La tasa de positividad de los casos de COVID-19 en todo el territorio hondureño supera el 50 %, señaló el vicepresidente del Colegio Médico de Honduras (CMH), Samuel Santos.

“Actualmente, tenemos un porcentaje de positividad de las pocas muestras que andan por arriba del 50 %, Tegucigalpa anda por arriba del 70 %”, detalló el galeno.

Manifestó que Honduras afronta una nueva ola de casos de COVID-19 que inició hace dos semanas cuando aumentaron los casos.

El galeno urgió a la población hondureña que continúe con las medidas de bioseguridad como el uso de mascarillas, lavado frecuente de manos y distanciamiento para que no se exponga ante el virus.

Urge la cuarta vacuna

Mientras los casos van en aumento en todo el país, aplicarse la segunda dosis de refuerzo o cuarta vacuna aún cuenta con restricciones por parte de las autoridades hondureñas.

En ese orden, la nueva oleada de casos de COVID-19 con la eventual presencia de una subvariante de ómicron en Honduras, concita la atención del gremio médico que reclama por la aplicación del segundo refuerzo o la cuarta dosis del inoculante para la ciudadanía en general.

La Secretaría de Salud autorizó la aplicación de la cuarta dosis el 4 de abril con la inoculación a personal de primera línea y los cuerpos de socorro, actualmente también se la pueden aplicar las personas mayores de 50 años.

El resto de la población que ya cumplió con el esquema se encuentra desprotegida ya que hace seis meses se aplicó la última vacuna, tiempo en que según los médicos disminuyen al mínimo las defensas producidas por el inoculante.