Ordenan repetir el juicio a Kevin Solórzano

0
34

El pleno de magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CJS), ordenó este miércoles repetir el juicio oral y público en la causa instruida para Kevin Solórzano, a quién se le supone responsable de los delitos de asesinato y asesinato en su grado de ejecución de tentativa.

– Los altos jueces resolvieron el recurso de casación interpuesto por la defensa del joven Solórzano.

Se anula la sentencia anterior de 33 años de prisión para Solórzano y se ordena la repetición con la integración de un nuevo tribunal para la realización del juicio, dijo el oficial de comunicaciones de la CSJ, Melvin Duarte.

“Luego del elemento jurídico que ha sido presentado en este recurso de casación, el pleno de magistrados ha determinado repetir el juicio en relación a Kevin Solórzano”, detalló Duarte ante periodistas.

La defensa de Kevin Solórzano había presentado un recurso de casación previa en la Sala de lo Penal y absolvió por mayoría de votos por los delitos de asesinato y tentativa de asesinato el 8 de octubre de 2020, por lo tanto, la decisión pasó al pleno de magistrados que se pronunció este miércoles.

Duarte señaló que el pleno de magistrados encontró objetivos en el recurso de casación interpuesto y decidió que un nuevo Tribunal de Sentencia valore los hechos y los medios probatorios, y emita una opinión jurídica para que se convierta en una nueva sentencia en este caso.

El pleno de magistrados de la CSJ.

Notificó que después de la determinación del pleno de magistrados, se enviará los antecedentes al Tribunal de Sentencia, establecer los nuevos jueces que conocerá el caso y buscar un espacio para agendar la repetición del juicio oral.

Asimismo, el vocero de la CSJ no aclaró si Kevin Solórzano pueda quedar en libertad luego de la resolución del pleno de magistrados, aunque comentó que la defensa puede presentar un recurso.

Kevin Solórzano fue condenado a 33 años de prisión el 28 de septiembre de 2017, por los delitos de asesinato y tentativa de asesinato en perjuicio del exfiscal Edwin Eguigure y la abogada María Auxiliadora Sierra, respectivamente.

El hecho ocurrió en noviembre de 2014 en la aldea El Chimbo, municipio de Santa Lucía, en la periferia de la capital hondureña.