A menor violada en la Ceiba le dierón “coctel” de alucinógenos

0
220
Want create site? With Free visual composer you can do it easy.

Solo hace falta una prueba más para que el Ministerio Público (MP) logre concluir la carga acusatoria en contra de tres, de cinco supuestos involucrados en un delito de violación en perjuicio de una menor de 16 años, ocurrido el pasado mes en una villa, de un centro turístico en La Ceiba, departamento de Atlántida.

Lo anterior, es parte del expediente judicial que contiene no solo los testimonios de la víctima y testigos; sino el dictamen forense con todos los exámenes de laboratorios practicados en relación al caso sucedido en Semana Santa, pero que aun no tiene concluido la Fiscalía Especial de Menor, informó una fuente del MP.

En lo que respecta al dictamen forense, los fiscales logran confirmar signos de abuso sexual y agresiones; además se especifica que los exámenes del Laboratorio de Serología Genética constataron presencia de espermatozoides.

“Estamos a la espera de la toma de muestras de ADN comparativos de los sospechosos para cerrar la etapa investigativa con todas las pruebas acusatorias”, detallaron.

Esta comparación de muestras de ADN, sangre con los espermatozoides, podría refundir en la cárcel a tres personas jóvenes quienes habrían abusado en forma directa de la menor, y el temor de los fiscales es que a casi un mes (24) días sobre el caso no se tiene más que testimonios, pruebas presuntivas del Laboratorio de Toxicología y proceso de hisopados que se realizaron en Medicina Forense en La Ceiba y San Pedro Sula, lo que mantiene un caso débil en materia de prueba penal, según la misma fuente fiscal ligada al caso.

Haber encontrado espermatozoides en las muestras de la víctima permitirá extraer material genético de los violadores, nos manifestaron los forenses, pero son procesos muy delicados en cuanto a niveles de eficiencia es decir que para establecer esas comparaciones que determinen la identidad de cada abusador requiere un procedimiento científico eficiente, solo así podríamos saber si participaron uno o varios sospechosos de acuerdo a los resultados que establezca el Departamento de Genética Forense y con esto tener un caso fuerte ante el juez, añadió.

Según las ciencias forenses cuando se trata de comparar muestras de ADN en un caso de violación, el procedimiento consiste en extraer los espermatozoides de la víctima, posteriormente realizar pruebas especiales para extraer el ADN de las cabezas de los espermatozoides para saber a cuántas personas pertenecen, estas muestras se comparan con la sangre de cada uno de los sospechosos y de ahí los resultados que ningún juez podría obviar para aplicar las sanciones, pero para este proceso se requiere orden directa del fiscal que lleva el caso y mientras más tarde el tiempo de comparación, menos probabilidades de tener una prueba exitosa.

Por lo anterior, la fiscalía en este momento tiene un inconveniente y es que los sospechosos no han sido capturados y podrían haber huido a otro país.

¿CÓMO SUCEDIÓ TODO?

El pasado mes de abril, durante la Semana Santa, la abogada y juez de tribunales en La Ceiba, Flor Sosa, madre de la víctima, hizo el primer llamado público de justicia para su hija, exponiéndose ella ante el noticiero TN5, de la Corporación Televicentro, en donde denunció que la tragedia de su hija ocurrió el sábado 20 de abril.

Recordó que ella, su hija y otros familiares se encontraban en el centro turístico departiendo y le pidió a la menor que le fuera a llamar a un sobrino que se encontraba también en las mismas instalaciones, y ahí comenzó todo cuando apenas era la hora del medio día.

”Mi sobrina regresa a la Villa, mi hija no y trascurren otros minutos, la llamamos y su teléfono estaba apagado, me genera preocupación y me muevo en mi carro a buscarle por todas las instalaciones, trascurrida más de una hora me llama un familiar diciéndome que a mi hija la han encontrado en una Villa (…)”, según el testimonio.

“Encontré a mi hija en un estado deplorable estaba con las personas que la habían rescatado en ese momento tan doloroso note que su traje de baño estaba dado vuelta, estaba sangrando y me decía que quería contarme lo sucedido y que la grabara para que no se le olvidara, es ahí donde comienza esta lucha y toda esta incertidumbre”, expresó la jueza públicamente.

La enardecida madre tomó fuerzas de su interior para tratar de buscar justicia, y aunque a su hija la habían bañado otras personas que la encontraron y sintieron compasión por ella sin saber que “lavaban algunas evidencias de su cuerpo, Sosa se apresuró y a eso de 3:00 de la tarde de ese mismo día llevó a su hija a Medicina Forense de La Ceiba, un médico la evaluó y encontró lesiones y restos de fluidos recientes de la violación, que constan también en el dictamen.

Ese mismo día la madre también solicitó análisis toxicológicos, muestras de sangre para determinar las drogas o sustancias que pudieron ser dadas a su hija ya que evidenciaba estar drogada.

Los sospechosos huyeron del país con ayuda de sus padres, la familia de la víctima asegura usaron tráfico de influencias para evadir la justicia que ella misma empuja.

TIEMPO PARA HUIR

A pesar de la rapidez con la que la madre de la víctima se movió en busca de justicia y que el caso no quedara en impunidad, pasó más de una semana para que tanto las autoridades policiales como fiscales pudieran detener a los sospechosos.

Lo anterior, considerando que en muchas denuncias de el MP, especialmente las que tienen que ver con menores de edad, la acción es inmediata y la acusación solo requiere del testimonio de la víctima, después se sustenta el Requerimiento Fiscal con exámenes forenses (psicológicos, toxicológicos, físicos etc), pero no sucedió así.

Se conoció que los padres de los sospechosos violadores son personas con recursos y “contactos”, vinculaciones con el sector de la justicia como para poder evitar que “el brazo” de la persecución penal alcance a sus hijos, por esa razón trascurrida una semana de haberse conocido la denuncia no había ni una sola captura o un requerimiento fiscal en curso sobre este caso.

Por lo anterior, la joven madre emprendió una carrera que se mantiene aun en contra del tráfico de influencias e injerencia que pudieran existir en la Policía Nacional, Ministerio Publico (MP) y Corte Suprema de Justicia (CSJ) a favor de los sospechosos a quienes les espera 15 años de prisión según lo que señala el Código Penal por el delito de violación especial en el caso de que los acusados sean mayores de 18 años.

De no haber sido por la madre y todo el apoyo en medios de comunicación y redes sociales, ni siquiera existiría un requerimiento fiscal, asegura la familia de la menor.

METANFETAMINAS, MARIHUNA Y ALCOHOL

Las pruebas presuntivas en laboratorios de Toxicología, según el dictamen preliminar forense, arrojaron hace unos días la posible presencia de metanfetaminas.

Las metanfetaminas provocan deshidratación, uno de los síntomas es que deprimen a la persona y provocan algún grado de excitación y al mismo tiempo una sinergia en perjuicio de la menor y con la combinación de alcohol y marihuana a la que también fue sometida, provocaron alteraciones en su organismo ya que no solo actuaron como estimulantes; sino como sedantes, alucinógenos y disociativos.

Según el testimonio de los testigos, eran más cinco personas las que estaban ingiriendo sustancias en la Villa, sin que movieran un dedo por ayudar a la víctima tirada en el suelo, lograron observar que en el lugar había muchas latas y botellas de cervezas, ron, tequilas, además del penetrable humo de la marihuana, pero sobre esta combinación de drogas en el expediente se indica que los exámenes del detalle de qué tipo de drogas eran con exactitud, aun no han sido concluidos en Medicina Forense.

Por este delito están siendo investigados tres jóvenes presuntos amigos de la muchacha, todos estudiantes de una escuela bilingüe de La Ceiba. En las redes sociales, los amigos de la víctima se dieron a la tarea de publicar las fotografías como un gesto de apoyo a la familia agraviada y con el afán de que se lograra la captura de ellos.

Asimismo, realizaron la difusión de un audio de una de varios testigos quien narró el momento en el que auxilió a la victima ante la vista de los violadores y otras personas adultas más.

“Abro la puerta del cuarto, sacamos tres majes y la niña está tirada ahí, bola y no podía ni quedarse parada. Estaba lleno de mujeres y hombres y ninguno la pudo ayudar, todo mundo sabía lo que estaba pasando. Solo actuamos nosotros y todos se fueron, nadie dio la cara, yo los insulté. Con una amiga la ayudamos, la sentamos le dimos agua y la bañamos. Como mujer no podía dejarla ahí”, es parte del audio.

“La violaron, nos pusimos a llorar. Es la experiencia más fea que hemos tenido por eso me toca ir a testificar”, expresó la solidaria mujer que también consta en el expediente como parte de los testimonios de este delito aun en etapa investigativa.

Hace una semana el caso tomó relevancia, emitieron orden de captura. En Interpol hay Alerta Roja en contra de tres sospechosos. Las fotos de los cinco fueron filtradas en redes sociales.

Los requerimientos fiscales del MP fueron solo contra tres, de al menos cinco personas involucradas en el delito, incluyendo un adulto y un menor de edad:
1. Juan Manuel Gomer Castejón/ nació el 8 de junio de 1999
2. Luis José Ulloa Hernández / Nació el 25 de marzo del 2000
3. Cristian Miguel Estrada Martínez / nació 1 de diciembre de 2002

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.