“Ese juicio es una vergüenza nacional”: analista Raúl Pineda sobre resolución de caso Hospitales Móviles

0
47

Una vez más en Honduras se demuestra que la corrupción funciona como una máquina bien aceitada, que se favorece con el Código Penal, dijo el analista Raúl Pineda, al tiempo que calificó la resolución del juicio en el caso de los Hospitales Móviles como una vergüenza nacional.

“Ese juicio es una vergüenza nacional donde la ley terminó asesinando vilmente a la justicia (…), eso es una demostración de cómo la corrupción funciona como un sistema”, remarcó Pineda.

El juicio en contra de los acusados por el caso de los Hospitales Móviles, en el que, por unanimidad de votos, un Tribunal de Sentencia en Materia de Corrupción declaró culpable al exdirector de Inversión Estratégica de Honduras (Invest-H), Marco Bográn, y el exadministrador Alex Moraes, es la eterna historia de que no siempre la legalidad coincide con la justicia.

Lo anterior porque la sociedad esperaba una pena ejemplar, pero lamentablemente la corrupción en Honduras, funciona como una máquina muy bien aceitada. LB

Lamentó que no se haya dado seguimiento a otras líneas de investigación como lo que trascendió de que varios funcionarios tenían cuentas en paraísos fiscales producto de la compra de los hospitales, además no hay autores intelectuales señalados.

Se necesita un nuevo Código Penal

El analista subrayó que previamente se había aprobado un nuevo Código Penal, que fue calificado como el código de la impunidad, ahora se ve la ralentización de las penas, es decir una rebaja de penas y delitos relacionados con corrupción que deriva del tráfico de drogas.

“Fue un código hecho para favorecer corruptos, narcotraficantes lavadores y ahí tenemos las consecuencias” anotó.

En ese sentido hay que hacer un nuevo Código Penal, que sea de acorde a la realidad nacional, indicó.

Finalmente, dijo que es necesario el nuevo código, pero sobre todo entender que realmente lo que hay que destruir es todo el sistema de la corrupción.