En cinco meses se planeará hoja de ruta para la reconstrucción de Honduras tras Eta y Iota

0
44

TEGUCIGALPA, HONDURAS.- Las marcas del agua sucia siguen en las
paredes de los barrios y colonias inundados, el olor a podrido se siente en
algunos sectores y la destrucción es parte del desolado paisaje que persiste
después del paso de las tormentas tropicales Eta y Iota en varias regiones
del país.En estos lugares la población afectada espera con ansias el Plan de
Reconstrucción Nacional Sostenible que el mismo gobierno había anunciado
para el 15 de enero, es decir, para este viernes, pero ya no va a ser así.

VEA: “La casa se empezó a hundir y lo único que hice fue agarrar a mis hijos”
El ministro Coordinador General de Gobierno, Carlos Madero,
informó el lunes pasado que hasta “más o menos” en abril se presentará en
España el Plan de Reconstrucción Nacional Sostenible.

Sectores consultados por EL HERALDO consideran que el plazo que se ha
puesto el gobierno es muy postergado, por lo cual se espera que el plan sea bien
elaborado y que permita la reconstrucción del país a corto y largo plazo.
Este plan busca gestionar recursos con el fin de hacerle frente al desastre
económico y social ocasionado por la pandemia del covid-19 y los huracanes Eta
y Iota.

El informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe
(Cepal) presentado a finales del año recién pasado establece que las pérdidas por
el paso de los fenómenos naturales Eta y Iota suman más de 45,000 millones de
lempiras.

DE INTERÉS: Advierten estrictos controles ante nueva caravana de migrantes
hondureños En cuanto a las estimaciones de las pérdidas por la pandemia de covid-19, el
Banco Central de Honduras (BCH) estima que son de 55,000 millones de
lempiras, por lo que el país necesita al menos 100,000 millones de lempiras para
recuperarse.

Informes oficiales establecen que en el aspecto humanitario se contabilizan más de cuatro millones de personas afectadas, de las cuales dos millones y medio están en necesidad; al menos 92 mil hondureños en albergues y 62 mil casas afectadas, destaca la investigación de la Cepal.

Madero informó que están trabajando con el gobierno español y con un comité de organizaciones integrado por la Unión Europea (UE), la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el Banco Mundial (BM), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) para tener una presentación en España más o menos en abril.

Juan José Cruz, prosecretario del Consejo Hondureño de la Empresa Privada
(Cohep), declaró a EL HERALDO que “por supuesto que se ve muy postergada la
fecha para presentar el Plan de Reconstrucción, porque nuestros compatriotas,
en especial los directamente afectados, están desesperados porque requieren de
soluciones inmediatas”.

VEA: Presentarán en España Plan de Reconstrucción de Honduras
Estructurado Al hacer el recuento del tiempo quiere decir que el gobierno con el Consejo
Consultivo tendrá cinco meses para desarrollar el plan, ya que ocuparon todo
diciembre y parte de enero.

En este tiempo, según el empresario, Honduras deberá presentar un plan muy
bien estructurado, de manera que coincida con las verdaderas necesidades que
están aquejando al país.

Esto porque la idea es resolver el corto plazo, pero sobre todo darle
sostenibilidad al futuro, es decir, a largo plazo en las labores de infraestructura
como las carreteras y puentes que quedaron destruidos por las tormentas de
noviembre, indicó Cruz.

Esta destrucción ha impedido el avance de la logística que pone al país en los
mercados internacionales en favor de las cadenas de valor, producción,
procesamiento y comercialización, que son impulsadas por la micro, pequeña
y mediana empresa (mipymes) principalmente.

Otro aspecto importante es que debe crear un ambiente de mucha credibilidad
ante la comunidad internacional que es, al final de cuentas, la que financiará el
proyecto de reconstrucción.

En problema en la actualidad es que Honduras sufre la
pandemia planetaria del virus de forma más severa
que muchos países debido a los problemas
estructurales de la economía que ha dado como
resultado una profundización del desempleo y la
pobreza.

“Además, esas tormentas de noviembre son una
característica casi exclusiva de nuestro país que nos desbarató los pocos avances
que se venían registrando”, sostuvo.

Según el gobierno, este plan contempla tres fases: una de habilitación inmediata
de zonas con afectación que se realizará en este 2021, luego una reconstrucción a
mediano plazo y una proyección a largo plazo.

Edwin Araque, expresidente del BCH, estimó que la pandemia y los
fenómenos naturales Eta y Iota representan un impacto económico de más de
5,000 millones de dólares, es decir, unos 125,000 millones de lempiras.
Consideró que en este momento en el país hay mucha incertidumbre y
desconfianza, por lo cual es difícil ver una economía reactivada.

ADEMÁS: Generar empleo y recuperar el agro y la infraestructura serán
prioridad tras Eta y Iota
El gobierno debe apoyar a las mipymes, al sector construcción y al sector agrícola
que son los que generan empleo en la zona noroccidental, sugirió.

Una de las medidas que ha tomado el gobierno es abrir la economía con ciertas
restricciones para evitar la propagación del virus covid-19 y que así no suceda un
colapso completo.

Para el economista Claudio Salgado se deben seguir varios pasos, en primer lugar
se debe elaborar el informe, que ya se tiene al ser presentado por la Cepal,

Luego se tiene que buscar a un país para que convoque a los organismos
cooperantes, que en este caso es España el que está colaborando con Honduras.
Aquí van a converger instituciones financieras internacionales como el BID, el
BM, el BCIE, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y otros países que
puedan cooperar.

“Hacer esa convocatoria no es fácil, no es fácil reunir un grupo así en el mismo
lugar y en la misma fecha, ya que lo mismo se hizo después del huracán Mitch
que se reunieron en abril también”, explicó.

TAMBIÉN: BCIE calcula en $11,000 millones pérdidas por Eta y Iota en la
región
En abril estos organismos y países van a decir si están dispuestos a colaborar y
con cuánto, si van a hacer préstamos o donaciones, por lo cual es un proceso
largo.

Salgado recomendó que en estos cuatro meses que restan se debe trabajar con
fondos nacionales en obras prioritarias de construcción y atención a las familias
afectadas.