El COVID-19 ha dejado en evidencia el fracaso del modelo político institucional y económico, manifiesta IUDPAS

0
60

La pandemia del COVID-19 está “profundizando la visión clientelista de los políticos”, tanto de los que están en funciones como de los que aspiran a gobernar, indica los hallazgos de un estudio realizado por el Instituto Universitario Paz, Democracia y Seguridad (IUDPAS) de la UNAH y el Instituto Nacional Demócrata (NDI).

– “Después de 11 procesos electorales, la crisis del sistema político y de la institucionalidad son evidentes. La pandemia del COVID-19 ha dejado en evidencia el fracaso del modelo político institucional y el modelo económico”, indica la investigación del IUDPAS.

– La oposición política no exige cambios que permitan reformas políticas orientadas a profundizar la democracia, ellos están más interesados en ganar elecciones para administrar el Estado y no en ahondar en la democracia: concluye el Instituto Universitario de Paz, Democracia y Seguridad de la UNAH.

En tanto, las elecciones primarias son más difíciles y antidemocráticas que los comicios generales. El oficialismo de los partidos controla y decide quién va como candidato, al margen de los resultados, concluye la investigación.

El estudio, denominado “Democracia y Cultura Política en Honduras: Retos en el contexto de la pandemia”, también destaca que sin reformas políticas que profundicen la democracia y sin modificar el monopolio del poder, no habrá cambios democráticos, además de que la oposición política tampoco los está exigiendo, ya que parecen interesados en ganar las próximas elecciones del 2021 “para administrar el Estado”.

IUSPAS UNAHLa investigación del IUDPAS, coordinada por la exrectora Julieta Castellanos, se realizó en los 18 departamentos, con una encuesta que tuvo una muestra de 3 mil personas y se levantó en los meses de septiembre a noviembre de 2019. Se realizaron además entrevistas a 43 personas, entre ellos diputados, exdiputados, alcaldes, exalcaldes, y líderes departamentales de los principales partidos, así como otros minoritarios, pero con representación legislativa e incluso al partido en formación Salvador de Honduras, con una cobertura de 12 departamentos. También se realizaron siete grupos focales. El periodo de las entrevistas fue de octubre del 2019 a marzo de 2020.

Internas ELecEl estudio destaca en sus conclusiones preliminares que “los fondos estatales, al margen del TSE/CNE (máximos órganos electorales), mantienen las estructuras de los partidos políticos y el financiamiento de la política. El dinero del narco penetró en las últimas dos décadas”.

Igualmente alerta sobre cómo, en el Congreso Nacional, se origina y consolida una estructura de diferenciación entre diputados, que no hace posible una competencia en igualdad de condiciones en las contiendas electorales y coloca el clientelismo político en una posición de ventaja para el partido en el poder.

En su análisis el IUDPAS y NDI infieren cómo, para ser efectivos y reelectos, los diputados y alcaldes necesitan mantener vínculos con los poderes Legislativo y Ejecutivo, bajo relaciones de subordinación y dependencia.

COVID evidencia fracaso

El estudio destaca que la pandemia del COVID 19 ha evidenciado el fracaso del modelo político institucional y el económico del país.

Alerta también que la pandemia del coronavirus está “profundizando la visión clientelista de los políticos en funciones y de quienes aspiran a gobernar”, ya que sus propuestas van dirigidas a una visibilidad clientelar frente al elector, tomando en cuenta que el próximo año se realizarán elecciones primarias y generales para renovar el aparato gubernamental, legislativo y municipal de Honduras.

COVID policita IUDPASMuchos hondureños en estos momentos buscan cómo sobrevivir a la pandemia.En ese sentido las conclusiones de la investigación apuntan a que la emergencia sanitaria del COVID-19 y la crisis económica deben ser un tema de Estado, de derechos de la ciudadanía y no de proyectos políticamente manejados bajo la categoría de dádivas que fomenten el clientelismo.

Comicios primarios

El IUDPAS, adscrito a la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), consideró que las elecciones primarias son más “difíciles y antidemocráticas” que las generales, ya que las primeras están controladas por el aparato de los partidos políticos, decidiendo quienes van como candidato a las generales, sin importar los resultados.

elecciones primarias HNMuchos son del criterio que las elecciones internas deben ser financiadas por cada partido político.Profundizando en las condiciones que rigen los procesos electorales internos, el IUDPAS destaca que la discriminación y exclusión de género y etnia, son parte de ese contexto. “Las mujeres compiten en condiciones de mayor inequidad, a menos que sean mujeres cuyas familias vienen de la política”, detalla.

La investigación detecta como el “voto rural” es más fácil de conquistar, ya que demanda el cumplimiento de Necesidades Básicas Insatisfechas (NBI), así como en la crisis económica. La investigación concluye que el “voto urbano” es más crítico y demandante de democracia.

Honduras es centrista

Igualmente se destaca que la mayoría de los hondureños optan por las posiciones centristas en cuanto a asuntos políticos e ideológicos, al señalar que más del 42 por ciento de los encuestados se decantaron por dicha opción.

Los que optaron por considerarse de derecha representaron el 28 por ciento de los encuestados, mientras la izquierda es la preferida del 26 por ciento. Tanto derecha e izquierda tienen varias tonalidades en base a su tolerancia o radicalidad.

encuesta PDEl estudio revela que el dinero del narco penetró en las últimas dos décadas.Lo anterior se refleja cuando se le pregunta al entrevistado por su activismo para promover su interés político, destacando más del 40 por ciento por la medida de ejercer el sufragio, mientras la segunda corriente más fuerte es promover iniciativas ciudadanas.

El análisis concluye que “el confinamiento y la pérdida de derechos por la pandemia refuerza la visión autoritaria, militarista y centralizada del poder. Hacen falta propuestas del contrapeso, que no solo eviten retrocesos, sino que profundicen los cambios”.