Drama migratorio tiene solución, “desgraciadamente los que mueren no son los hijos de políticos”: Ricardo Puerta

0
37

A criterio del experto en temas migratorios, Ricardo Puerta, las tragedias que ocurren en la ruta migrante hacia Estados Unidos, tienen solución, pero la clase política no le interesa porque solo agarran el tema para fines particulares.

“Desgraciadamente los que ponen los muertos no son los hijos de los políticos y mucho menos los políticos”, afirmó en tono molesto.

Acentuó que “el significado de esto es que cada vez que hay una reunión internacional para discutir temas migratorios, como la que hubo recientemente en la Cumbre de las Américas, es interesante que el argumento de la participación de Honduras era que si había o no dictadura en tal sitio, y lo que se estaba discutiendo no era migración, sino política”.

Demandó llegar al momento para enfrentar seriamente el tema migratorio y no utilizarlo para todas las excusas políticas que se usan, “eso es perder el tiempo, desgraciadamente no debería de haber un solo muerto en este tipo de sucesos migratorios”.

Puerta reflexionó que el drama migratorio tiene solución, pero desgraciadamente la clase política lo usa para sus fines.

El analista de origen cubano y residente en Honduras, lamentó que siempre en este tipo de tragedias los hondureños siempre ponen a la mayor cantidad de muertos.

“El mensaje es que, además que la clase política no está prestando la atención al tema como debe ser, en el caso de Honduras es peor porque a la hora de poner los muertos siempre ganamos”, caviló.

Aseveró que la migración irregular la necesita EEUU porque su economía potente crea millones de puestos de trabajo que no puede satisfacer con los que están adentro. “Si Estados Unidos no mete todos los años un millón de personas nuevas, no puede ocupar esas plazas”, asistió.

Puntualizó que los ciudadanos que están dentro a muchos de ellos no los deportan ni los legalizan y esa cifra oscila entre 14 y 17 millones de personas, en tanto hay otros amparados en el TPS, DACA y otros programas migratorios, pero estas personas ya ocupan empleos.

Esta semana se reportó la muerte de 51 migrantes, 14 de ellos hondureños, en el vagón de un tráiler en San Antonio, Texas, EEUU.