Culpables declaran a Marcos Bográn y Alex Moraes por caso de hospitales móviles

0
47

Un Tribunal de Sentencia en Materia de Corrupción encontró culpables este martes a Marcos Bográn y Alex Moraes por los delitos de fraude y violación a los deberes de los funcionarios en la fallida compra de los hospitales móviles durante la pandemia de la covid-19.

Bográn, exdirector de Inversión Estratégica de Honduras (Invest-H) fue hallado culpable por los delitos de fraude y violación a los deberes de los funcionarios, mientras que Moraes, exadministrador de la estatal, únicamente por el delito de violación a los deberes de los funcionarios.

En ese sentido, Bográn enfrentaría una pena que va desde los 10 años, dos meses y 15 días de prisión hasta los 11 años, ocho meses de cárcel y una multa valorada en igual o hasta el triple de la cantidad defraudada, además, la inhabilitación absoluta para ejercer cargos durante el doble de tiempo de la pena que pague en prisión.

Y en el caso de Moraes, una multa e inhabilitación para ejercer cargos públicos durante ocho años y nueve meses a 10 años. Además, se ordenó revocar la medida de prisión preventiva, pues el delito de violación a los deberes de los funcionarios no incurre en prisión. En el caso de Bográn sí deberá continuar recluido.

Por otro lado, se pactó la audiencia de individualización de la pena para el martes 31 de mayo a las 9:00 de la mañana.

Durante la comparecencia, Marco Bográn se mantuvo cabizbajo y escuchando atentamente la resolución.

Compra fraudulenta

Entre marzo y abril de 2020, los exfuncionarios de Invest-H adquirieron siete hospitales móviles mediante compra directa junto al guatemalteco Axel López, representante legal de HospitalesMoviles.com y Elmed Medical Systems Inc., por un valor que ascendió a 1,174 millones de lempiras, casi 48 millones de dólares.

Dichos hospitales tenían que haber llegado a Honduras 55 días después de su compra, sin embargo esto no fue así.

La Fiscalía detectó que las siete unidades y el equipo había sido sobrevalorado, así como su nula funcionalidad para el tratamiento de pacientes con covid-19.

Por su parte, Ministerio Público (MP) acusó a López de estafa por entregar estructuras no aptas para la atención de enfermos con el nuevo coronavirus, pero este permanece prófugo de la justicia. Actualmente, solo dos de esos hospitales están siendo utilizados para su fin.