Confraternidad Evangélica: Iglesia irá acompañando proceso de apertura  

0
12

-Debemos trabajar en los protocolos de bioseguridad, afirma Oswaldo Canales

Tegucigalpa, 30 de julio. El presidente de la Confraternidad Evangélica de Honduras (CEH) Oswaldo Canales, dijo que la Iglesia irá acompañando el proceso de apertura económican y se espera que vaya bajando la pandemia del COVID-19.

El gobierno- en Consejo de Ministros- aprobó pasar a la fase 1 a partir de ayer, a propuesta de la Mesa Multisectorial para la Reapertura Económica integrada por la academia, empresarios, iglesias, sociedad civil, organizaciones sindicales y productores, entre otros,

En esta fase se autoriza al comercio y empresas en general para que puedan reanudar sus actividades y negocios, lo que deberán hacerlo de acuerdo al porcentaje laboral, conforme a la región autorizada, para lo anterior tendrán que utilizar los protocolos de bioseguridad aprobados por la Secretaría de Trabajo con la contribución de la Unión Europea.

El Poder Ejecutivo considera que, de acuerdo con las estadísticas de contagios, el país se divide en tres regiones para la reapertura responsable y gradual.

Es decir, en la región número 3, que incluye Tegucigalpa y San Pedro Sula, el porcentaje de fuerza laboral que retorna a sus trabajos es de un 20%; la región 2, un 40% y la región 1, un 60%.

Al respecto, Canales dijo que “el país ha estado enfrentando una situación muy difícil, en la cual tenemos que tener mucha ponderación y paciencia en esta salida inteligente que se inició ayer”.

Ovejas

“En nuestra Iglesia (Cuadrangular) caben 700 personas y dejaremos unas 100 sillas, que es un 20%, porque la congregación tiene temor, ya que la pandemia está presente todavía y para nosotros cuidar las ovejas es muy importante”

Consideró importante “ver como se manejan los protocolos de bioseguridad en muchas iglesias e ir trabajando en ese tema en las congregaciones evangélicas”.

“La capital se encuentra en la región 3 en donde únicamente se permite la apertura en un 20% y a lo sumo si unas cinco iglesias evangélicas han estado funcionando es mucho”, señaló.

“Aquí en Tegucigalpa, son muy complicadas las aperturas, hemos tratado de hacer conciencia, pero los encargados del Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager) han afirmado que no es el momento que las iglesias se abran los sábados y los domingos”, afirmó.

Señaló que “es muy difícil operar las iglesias los días de semana de lunes a viernes desde las 6:00 de la mañana porque la feligresía está en sus quehaceres y actividades”.

“Pero la Iglesia sigue viva en medio de la pandemia, a través de las redes sociales y distintos medios de comunicación para transmitir un mensaje de esperanza y de paciencia a la feligresía”, sostuvo.

Adelantó que “la mayoría de las iglesias evangélicas no pueden realizar actividades de 6:00 de la mañana a 5:00 de la tarde,  de lunes a viernes, por lo que continuarán utilizando las redes sociales para transmitir su mensaje a la congregación”.

No obstante, “se abrirá una parte del templo para que todos aquellos que deseen ir a orar o renovar sus fuerzas, pues ahí los vamos a estar esperando”.

Dato

Más de 17 mil iglesias evangélicas había en Honduras hasta 2017