Bono de 7,000 lempiras mensuales piden transportistas mientras dure la pandemia

0
64

El sector taxi de Honduras protestaba este miércoles en varias ciudades del país para exigir al Gobierno un “bono compensatorio” o se les permita trabajar pese a las restricciones ordenadas para evitar la propagación del coronavirus, SARS-CoV-2.

Conscientes del riesgo que representa operar en esta etapa de pandemia, la mayoría de choferes y ayudantes exigían a las autoridades un bono de 7 mil lempiras para cada obrero del transporte público.

Durante los 72 días de permanecer paralizados “no nos han dado nada de alimentación y ya no aguantamos”, dijo a Radio América Víctor Carias, transportista de la ruta que cubre la ruta San Pedro Sula-La Lima.

“Entonces si no nos quieren dejar trabajar que nos den el bono para poder subsistir”, apuntó desesperado el dirigente por la situación en el marco de la emergencia sanitaria.

Ante eso los operarios emprendían acciones desde tempranas horas en distintos puntos del país, principalmente en San Pedro Sula, Tegucigalpa, La Ceiba, Juticalpa y Santa Bárbara.

La mayoría de los transportistas coincidían en la compensación de un cheque total de 14 mil lempiras mensuales, es decir 7,000 para el motoristas e igual cantidad para los ayudantes que reclaman sustento para sus familias en tanto pase la emergencia.

Todo parecía desarrollarse pacíficamente, sin embargo el hilo se rompió debido al accionar de la policía con el uso de los gases lacrimógenos.

El primer lugar en disuadir los agentes a causa del bloqueo fue la salida al sur en el sector de El Loarque en dónde se reportó la detención de una persona.

Lo mismo ocurrió poco antes de las 9:00 de la mañana en el sector de El Carrizal, en la salida al norte de Tegucigalpa.

Los conductores iniciaron la protesta al filo de las 07:00 horas local, bloqueando las distintas calles donde cruzaron sus unidades de pasajeros, alterando la circulación del tráfico.

En el puerto de la Ceiba, en la carretera CA-13, a la altura del puente Danto, los ruleteros externaban la falta de apoyo del Gobierno central.

“Si estamos en la calle es porque realmente tenemos necesidad. Mínimo un bono de 7 mil lempiras vendría a paliar un poco esto”, dijo un dirigente advirtiendo de acciones indefinidas.

Mientras esto sucedía el Instituto Hondureño de Transporte Terrestre (IHTT) preparaba la entrega de 6,000 raciones de alimentos a los transportistas.