CEPAL proyecta que Honduras crecerá en un 4,5% en 2022

0
59

Honduras crecerá en un porcentaje de 4,5 por ciento este 2022 según proyecciones de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

-En términos generales la Cepal baja su previsión de crecimiento para Latinoamérica y el Caribe al 2,1 % para 2022

-América Central crecerá 4,5%

-Las remesas seguirán creciendo en la región, aunque no por las razones correctas

El dato lo brindó la directora ejecutiva Alicia Bárcenas, en el marco de la presentación del informe anual Balance Preliminar de las Economías 2021, donde la CEPAL destaca que 2022 será un año de grandes retos para el crecimiento, la generación de empleo y enfrentar los costos sociales de la pandemia.

“En septiembre pasado (2021) la CEPAL estimaba que la economía de Honduras crecería un 3,6% en 2022. Esta estimación se revisó al alza con un crecimiento esperado del 4,5% para 2022” dijo de forma textual la alta ejecutiva.

Contexto político favorable

Seguidamente, Alicia Bárcenas, amplio su respuesta en la que anotó que el crecimiento es “impulsado por un mayor dinamismo de la demanda externa, un significativo aumento de las remesas, así como por la recuperación de la demanda interna e inversión privada, producto de la recuperación en los ingresos de los hogares y las empresas, en un contexto político favorable con una perspectiva de mayor estabilidad y certidumbre”.

Desaceleración de la región

De forma general el informe destaca que América Latina y el Caribe desacelerará su crecimiento a 2,1% en 2022 en medio de importantes asimetrías entre países desarrollados y emergentes.

Se especificó que la desaceleración se da luego de que se venía de un crecimiento de un 6,2% promedio el año pasado.

De acuerdo con el informe de la CEPAL, el crecimiento de 2,1% promedio esperado refleja una alta heterogeneidad entre países y subregiones: El Caribe crecerá 6,1% (excluyendo Guyana), América Central crecerá 4,5%, mientras que América del Sur lo hará en 1,4%. En tanto, en 2021 la región mostró un crecimiento superior al esperado, promediando un 6,2%, gracias a la baja base de comparación que constituyó el año 2020, la mayor movilidad y el favorable contexto externo.

No obstante, según las nuevas proyecciones entregadas por la CEPAL; esta desaceleración sucede en un contexto de importantes asimetrías entre los países desarrollados, emergentes y en desarrollo sobre la capacidad de implementar políticas fiscales, sociales, monetarias, de salud y vacunación para una recuperación sostenible de la crisis desatada por la pandemia de COVID-19.

Finalmente, Barcenas dijo que el principal riesgo de los países de la región es la inflación que está afectando a los hogares más pobres que ven afectados sus pocos ingresos que apenas dan para lo básico, Por ello se requiere una mirada estratégica del gasto público que vincule demandas de corto plazo con inversiones de largo plazo y que contribuya al cierre de brechas sociales.