El médico de Maradona se defiende y cuenta todo entre lágrimas

0
49

 

Los homenajes en el mundo se multiplican y continúan conmoviendo. Sin embargo, al mismo tiempo, la Justicia trata de avanzar en la investigación sobre la muerte de Diego Armando Maradona. En la mira aparece Leopoldo Luque, el neurocirujano que le realizó la operación en la cabeza, el último médico de Diego. Lo imputaron por homicidio culposo. Le allanaron su casa y su clínica privada. Al rato, abandonó el silencio que había elegido desde el fallecimiento del 10. Estalló. Salió a defenderse entre lágrimas, pero con discurso firme, convencido.

¿Cómo trataba a Maradona? ¿Cómo era tratado por Diego? ¿Cómo era ser el médico del Pelusa? ¿Cómo se sentía el 10? ¿Hasta dónde se lo podía manejar? ¿Qué sucedió el día de su muerte? ¿Pudo hacerse más? ¿Estaba triste? ¿Quería seguir viviendo? Tal vez algunas de tantas preguntas sin respuestas puedan empezar a contestarse repasando el testimonio que dejó Luque en su casa de Adrogué, en las afueras de Buenos Aires, después del allanamiento.

Aquí las mejores 10 definiciones del médico de Maradona:

El trato a Maradona: “Se llevaron la historia clínica que tengo de Diego con los registros de atenciones y profesionales que participaron. Con mi mujer y mi familia abrimos las puertas y les dimos toda la información que necesitaban. Lo que pidieron, lo tuvieron”.

El día de su muerte: “Cuando Diego falleció, llegué al lugar y estaba la fiscalía trabajando. En todo momento estuve a disposición de la Justicia y voy a seguir estándolo. Sé lo que hice y cómo lo hice con y por Diego hasta el último momento. Hice lo mejor que se podía”.

No se pudo hacer más: “Acá no hubo un error médico, Diego tuvo un evento fortuito; un ataque cardíaco que, en un paciente como él, es lo más común del mundo que muera así. Es algo que podía pasar. No sé de quién es la responsabilidad de lo que pasó. Yo no manejaba todo. De lo único que soy responsable fue de haberle extendido la vida y mejorarle la calidad de vida lo más que pude”.