Después de 30 años, EEUU tiene una nueva raza favorita de perros

0
70

Por primera vez en tres décadas, Estados Unidos tiene una nueva raza favorita de perro, según el American Kennel Club (AKC).

Adorado y polémico, el bulldog francés se convirtió el año pasado en la raza canina más popular del país, anunció el club el miércoles. De esa manera, el bulldog francés desbancó al labrador retriever del primer puesto después de un récord de 31 años.

Los bulldogs franceses “son perritos cómicos, amigables y amorosos”, explicó la portavoz del French Bull Dog Club of America, Patty Sosa. Aptos para la ciudad, con necesidades modestas de aseo y ejercicio, agregó, “ofrecen mucho en un paquete pequeño”.

Las otras ocho razas más populares en Estados Unidos, según el AKC, son ahora el golden retriever, el pastor alemán, el caniche, el bulldog, el rottweiler, el beagle, el teckel y el pointer alemán de pelo corto.

Sin embargo, el vertiginoso ascenso del también llamado “frenchie” preocupa a sus seguidores, por no hablar de sus detractores. Hace apenas un cuarto de siglo ni siquiera figuraba entre las 75 razas más populares.

Estos bulldogs han sido blanco de robos, incluido uno con la muerte a disparos el mes pasado de un criador de Carolina del Sur de 76 años y un ataque a balazos en 2021 a un paseador de perros de California que cuidaba las mascotas de la cantante Lady Gaga.

Existe la preocupación de que la demanda, además de la prima que algunos compradores pagarán por colores y texturas de pelaje “exóticos”, esté generando criadores que buscan dinero rápido aunque ello genere perros menos saludables. La popularidad de la raza está agudizando el debate sobre si hay algo lógico en la reproducción de perros propensos a problemas respiratorios, espinales, oculares y de la piel.

La Asociación Veterinaria Británica ha conminado a las personas a no comprar razas de cara chata, como el bulldog francés. Holanda ha prohibido criar perros de hocico muy corto, y el ministro de Agricultura del país pretende prohibir incluso tenerlos.

La veterinaria Carrie Stefaniak, de Glendale, en Wisconsin, forma parte del comité de salud de un club de dueños de perros de esta raza. Ella ha tratado a bulldogs franceses con dificultades respiratorias y enfatiza que los posibles propietarios deben investigar a los criadores y hacerle pruebas de salud a los perros. Reconoció que los problemas que presenta esta raza pueden ser costosos de tratar.