Cinco maneras de saber si otra persona roba tu energía

0
88

¿Sabías que una persona puede ser roba energía? Sí, leíste bien, robar tú energía, y no estamos hablando de la batería de tu teléfono o las del control remoto, hay personas que son conocidas como “vampiros emocionales” por drenar tus energías, cambiar súbita y negativamente tu ánimo y hasta dejarte en un punto de no querer levantarte de la cama.

¿La solución? Muy simple, alejarse de ese tipo de amistades o relaciones tóxicas que poco a poco acabarán con nuestra salud mental y emocional ¡ah! ¿Pero y si no sabemos realmente quienes son esas personas que nos roban energía? Allí está el dilema.

Los “vampiros emocionales” que roban nuestra energía son personas que en realidad pasan desapercibidas, las cuales podemos considerarlas como cercanas sin percibir que de una manera intencional o involuntaria nos cambian el humor de manera negativa y afectan nuestro día a día.

© Proporcionado por Nueva Mujer

Pero no te preocupes, en este artículo te revelaremos cinco maneras de identificar a las personas que te está robando las energías.

Estas son las señales que indican que una persona roba tu energía

Mal humor

Si notas que tu estado emocional estaba bien, pero luego de hablar con una determinada persona sientes que ahora estás de mal humor, piensa en los temas que hablaron y cómo e hizo sentir la interacción con la persona, para determinar si esta tuvo algo que ver con tu cambio de humor.

Cuestiónate después si esto pasa a menudo con esa persona, que cada vez que interactuas con ella terminas en un estado deprimido, enojado o desganado.

Sensación de cansancio cuando una persona roba tu energía

Como en el anterior consejo, debemos evaluar si nos sentíamos completamente bien antes de interacuar con esa persona y luego de la charla notamos que robaron nuestras energías, pues nos sentimos cansados, desanimados o preocupados.

Este tipo de personas tienden a usar muchas frases negativas en sus conversaciones, siempre viendo el vaso medio vacío o criticando tus logros o acciones diciendo que pudiste haberlo hecho mejor, pero no de una manera alentadora sino crítica.

Sensación de impotencia

Charlar con alguien que te roba las energías siempre terminará mal para ti, en algunos casos, la conversación puede derivar en un estado de impotencia, ya que los “vampiros emocionales” te harán sentir inseguro de tus metas, sueños, esperanzas y deseos.

Algo tan simple como un “No creo que puedas ahorrar tanto dinero como para comprarte una nueva televisión”o”veo poco probable que tu jefe te ascienda de cargo” y hasta “trabajas muy duro, que lástima que no tengas el tiempo para divertirte como yo” pueden destruir emocionalmente tu día.

© Proporcionado por Nueva Mujer

Una persona que roba tu energía atacará tu autoestima

Sin importar cuánto te esfuerces o que tan bien hagas las cosas, para un ladrón de energía siempre serás mediocre o insuficiente, bajando tu auoestima hasta el piso si es posible.

A veces no nos sentimos a gusto con alguna situación o con algo en nosotros mismos, por lo que buscamos comprensión o apoyo de otra persona al charlar con ella, los ladrones de energía se encargarán de que te sienta mucho peor de lo que estabas antes de hablar con ellos.

Engaño y manipulación

A menudo, las personas que roban la energía de los demás suelen ser manipuladoras y engañosas a tal punto que ni siquiera tratan de disimularlo.

Al principio lo vemos como un rasgo característico de esa persona, tipo “esa es su forma de ser”, pero en realidad son actitudes muy peligrosas que harán de tu día un infierno.

Luego de hablar con este tipo de personas, sentirás la sensación de que te trataron como a un tonto, te hicieron hacer o decir algo que no querías y te influenciaron de tal manera que ahora te sientes menospreciado y débil.

Ten en cuenta estos útiles consejos, si sientes alguno de esos síntomas de manera constante al estar o charla con una misma persona, ten cuidado, pregúntate si esta podría ser un ladrón de energía y qué tan productivo o benéfico es seguir manteniéndola entre tu círculo cercano de amigos.