MAURICIO OLIVA HERRERA

0
74

Calificado como el hombre de los consensos, conciliador y de dialogo, el doctor Mauricio Oliva Herrera es uno de los hombres fuertes del Partido Nacional de Honduras.

Recientemente cumplidos los 70 años, Oliva es el candidato más longevo de la contienda primaria, situación que no le resta en la contienda electoral, ya que su vasta experiencia es reconocida como el único en ser presidente del Congreso Nacional en dos ocasiones.

Aunque muchos lo desconocen el doctor Oliva es nacido en Tegucigalpa, fue un 8 de marzo de 1951 que la capital de la República vio el alumbramiento de doña Ercilia Herrera su madre.

Tanto ella como su padre el capitán Roberto Oliva, eran originarios de la isla de Amapala en el departamento de Valle, sin embargo, años después llegaron a Tegucigalpa con seis hijos.

Sus primeros estudios los realizó la Escuela de Varones Dionisio de Herrera, posteriormente obtuvo el título de Bachiller en Ciencias y Letras en el Instituto La Salle, de Choluteca en 1969.

Egresó como médico en 1978 de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras y en 1983 adquirió su postgrado de Cirugía General en el Hospital Escuela de Tegucigalpa.

Está casado con Rina Brizio con quien ha procreado tres hijos Rina María, Mauricio y Juan Carlos Oliva.

En la vida política sus escaños han ido poco a poco, gracias al desaparecido Cesar Castellanos ex alcalde de la capital, logró llegra a ser director del Hospital del Sur en Choluteca y luego jefe dela región metropolitana en la misma zona.

Siendo estos sus primeros pininos en la política, ya que luego de esto y con muy poca popularidad intentó ser alcalde de Choluteca fracasando en su intento.

Sin embargo, esto no lo detendría, aspiro a ser regidor de la comuna cholutecana y tras ganar este espacio, ambicionó llegar al Congreso y lo consiguió en 2001.

Desde ese entonces se fraguó su camino como diputado y dos veces como titular del poder legislativo, donde es considerado el hombre del diálogo, de la apertura y de los consensos por parte de la oposición y de su propio partido.

Oliva es un médico jubilado, considerado un hondureño de clase media, con aspiraciones políticas de ser el próximo presidente Honduras, teniendo claro que de fracasar en esta justa, será su última oportunidad para hacerlo.