Tormenta tropical Ian podría convertirse en un huracán de categoría 4 sobre el golfo de México

0
85

Se prevé que la tormenta tropical Ian alcance una fuerza de huracán de categoría 4 antes de llegar a Florida la próxima semana, afectando a varias regiones del Caribe, según informaron este sábado medios locales.

 

Ian se encontraba a unos 410 kilómetros al sur de Kingston, Jamaica, a partir de las 18:00 de este sábado (hora local) y se movía hacia el oeste a 25 km/h, según el Centro Nacional de Huracanes de EE.UU. «Se pronostica que Ian comenzará a intensificarse rápidamente y se convertirá en huracán el domingo», dijo el centro.

 

El Centro Nacional de Huracanes prevé que este fenómeno pase al sur de Jamaica la noche de este sábado y se acerque a Cuba, probablemente como huracán, el próximo lunes. Se pronostica que cruzará la isla por la noche y se dirigirá a la costa oeste de Florida el miércoles. Asimismo, es probable que Ian deje caer fuertes lluvias, provocando inundaciones y posibles deslizamientos de tierra en Aruba, Bonaire y Curazao, y que en los próximos días se produzcan fuertes lluvias en Jamaica y las Islas Caimán.

 

Se espera que Ian se intensifique rápidamente y se convierta en un huracán de categoría 3 antes de pasar por Cuba a primera hora del martes. Las condiciones son extremadamente favorables para su fortalecimiento, y según los pronósticos Ian pasará a ser un huracán de categoría 4 sobre el golfo de México.

 

Según el Servicio Meteorológico Nacional de México existe la posibilidad de que en los últimos días de septiembre Ian afecte a la región de la península de Yucatán. Según lo indicado, la tormenta tropical se acercará a México la noche del 26 de septiembre y las primeras horas del martes, por lo que a partir de estos días afectaría con lluvias a los estados de Yucatán, Quintana Roo, Campeche, Chiapas y Tabasco.

 

Si se fortalece a categoría 3 o una superior antes de llegar a Florida, Ian sería el primer gran huracán en tocar tierra en ese estado desde Michael, en el 2018, que era una gigantesca tormenta de categoría 5 cuando chocó con el corredor geográfico de Florida