Qatar 2022: qué es la “maldición del quinto partido” que México quiere conjurar en este Mundial

0
46

México se ilusiona con pasar a los octavos de final del Mundial de Qatar 2022.

Su esperanza tiene varios sustentos: sin contar a Argentina, México supera a Polonia y Arabia Saudita -los otros integrantes del grupo C en la primera fase- en el ranking de selecciones masculinas de la FIFA que se actualiza mensualmente.

Sumado a esto hay otro detalle: desde 1994 el Tri, como se le conoce a la selección mexicana, ha superado la fase de grupos y se ha clasificado a los octavos de final sin excepción.

EE.UU. 94, Francia 98, Corea y Japón 2002, Alemania 2006, Sudáfrica 2010, Brasil 2014 y Rusia 2018 vieron a México en la segunda ronda.

Sin embargo, este es el punto donde la ilusión se torna en desesperanza, sin excepción también. En todas esas ediciones, México siempre ha caído derrotado y no puede pasar a los cuartos de final. Esto significa que nunca ha podido jugar más de cuatro partidos por Mundial.

Y esta especie de condena tiene un nombre concreto: “La maldición del quinto partido”.

“Es cierto que se ha convertido en una especie de obsesión para todos los que seguimos a la selección”, le dice a BBC Mundo Ciro Procuna, periodista mexicano de la cadena ESPN.

Procuna, quien ha cubierto los mundiales para México desde Francia 1998, anota que en al menos tres ocasionesla selección mexicana merecía una mejor suerte.

Mexico.

Fuente de la imagen, Getty Images

Pie de foto, La suerte no siempre ha estado de parte de México en los mundiales.

“Aunque hemos podido ir más lejos, es cierto, también creo que habla de la posición que tenemos dentro del fútbol global: estamos entre las mejores 15 selecciones del mundo, pero tampoco somos los mejores del planeta “, señala Procuna.

No siempre fue así: en 1986, en el Mundial que se realizó en este país, México logró llegar a los cuartos de final.

Había llegado primero del grupo B, superando a Paraguay, a Bélgica y a Irak. En octavos de final se enfrentó a Bulgaria al que venció por dos goles.

Sin embargo en los cuartos de final tuvo enfrente a la poderosa Alemania Occidental liderada por Karl Heinz Rummenigge y Harald Schumacher.

En BBC Mundo hacemos un repaso de cómo se ha ido construyendo esta especie de maldición que espera quitarse de encima en Qatar 2022.

Estados Unidos 1994: la venganza búlgara

México regresaba a un Mundial después de no haberse clasificado a Italia 90. Se ponían las esperanzas en un plantel que estaba liderado por Jorge Campos, un portero que también podía jugar de delantero y Alberto García Aspe, quien jugó en River Plate.

México compartió el grupo E con Irlanda, Italia y Noruega y en un hecho inédito, los cuatro equipos empataron en puntos y diferencia de goles. México pasó primero del grupo gracias a tener mayor número de anotaciones.

Sin embargo, en los octavos de final se enfrentó con la que sería la gran sorpresa del torneo: la Bulgaria de Hristo Stoichkov.

Jugadores mexicanos en el mundial

Fuente de la imagen, Getty Images

Pie de foto, Alberto García Aspe es consolado por su compañero Marcos Ambris después de fallar el penal frente a Bulgaria en el Mundial de 1994.

El partido quedó empatado a un gol en los 90 minutos y el extra tiempo. Entonces se procedió a los penales donde fueron eliminados.

“Quedará para la historia de los misterios de este país porque Miguel Mejía Barón, el técnico mexicano, no hizo cambios en un partido así. Siempre creí que frente a Bulgaria merecíamos pasar”, señala Procuna.

¿Comenzaba la maldición?

Francia 98: a pocos minutos

La actuación de los mexicanos en Francia 98 en la primera ronda fue destacada. Hicieron parte del grupo E junto a Holanda, Bélgica y Corea del Sur.

De ese seleccionado se destacaba Cuauhtemoc Blanco, quien en el partido frente a los coreanos realizó un malabar con el balón que fue bautizado como la “Cuauhteminha“.

Quedaron segundos en el grupo y se clasificaron a la siguiente fase donde se encontraron de nuevo con sus verdugos en México 86: Alemania.

Hasta el minuto 30 del segundo tiempo, México estaba en cuartos gracias a una anotación del recordado Luis Hernández.

“Para mí ha sido una de las mejores presentaciones que ha tenido México en los Mundiales. Luis Hernández estaba en su mejor momento y un error nos sacó”, señala.

El incombustible Jurgen Klinsmann empató las acciones y faltando apenas cuatro minutos para el final, un cabezazo de Oliver Bierhoff logró el triunfo para los alemanes que pasaron a la siguiente fase.

Oliver Bierhoff y Jurgen Klissman.

Fuente de la imagen, Getty Images

Pie de foto, Oliver Bierhoff celebra junto a Jurgen Klissman el segundo gol frente a México en Francia 98.

Corea-Japón 2002: un sueño que se acabó muy pronto

Uno de los mejores despliegues que ha tenido México en una Copa del Mundo fue la primera fase del torneo que se disputó en estos países.

Ganó el grupo G, donde estaba Italia -triple campeona del mundo hasta entonces- y Croacia -que había terminado tercera en Francia 1998-.

En ese equipo ya se destacaban el delantero Jared Borgetti y el defensor del FC Barcelona, Rafa Márquez.

En octavos se enfrentó a EE.UU. En un partido intenso en el que incluso no se pitó una clara mano en el área a favor de México, los estadounidenses ganaron el encuentro 2-0 y cortaron el paso de la Tri a la siguiente ronda.

Habría que esperar cuatro años más.

Lando Donovan celebra el gol

Fuente de la imagen, Getty Images

Pie de foto, El estadounidense Lando Donovan celebra el segundo gol ante los mexicanos y que significó la eliminación del Tri de Corea-Japón 2002.

Alemania 2006: Argentina, parte I

El Mundial de Alemania fue para México un poco distinto que el anterior. Llegó de segundo en el grupo después de solo ganar un partido y empatar y perder los otros dos encuentros.

Era un combinado dirigido por el argentino Ricardo Lavolpe (que había hecho parte de la nómina campeona del mundo en 1978) y contaba con el liderazgo de Rafa Marquez y otros experimentados jugadores.

Sin embargo, al quedar de segunda, tuvo que enfrentarse con la Argentina de Juan Román Riquelme y Hernán Crespo.

En los 90 minutos quedaron empatados 1-1 con goles de Marquez para México y Crespo para Argentina.

Todo parecía indicar que el partido se iba a definir con los penales, hasta que un remate prodigioso del mediocampista argentino Maxi Rodríguez en el extratiempo acabó con las ilusiones mexicanas de llegar a cuartos de final por cuarta vez consecutiva.

Sudáfrica 2010: Argentina, parte II

Como había ocurrido en Alemania, los mexicanos no la tuvieron fácil en la primera fase de la Copa del Mundo que disputaba por primera vez en suelo africano.

Esta vez el Tri era dirigido por Javier Aguirre y contaba con la presencia de dos jugadores que habían despuntado en las selecciones juveniles: Javier “Chicharito” Hernández y Giovani dos Santos.

Sin embargo, en el grupo A donde compartieron con Uruguay, Sudáfrica, Francia, los mexicanos lograron ubicarse en el segundo lugar gracias a una victoria sobre los franceses, quienes habían salido subcampeones en Alemania 2006.

En octavos se encontraron de nuevo con Argentina, dirigida por Diego Armando Maradona y con Lionel Messi comandando el equipo.

Arjen Robben y Rafa Marquez.

Fuente de la imagen, Getty Images

Pie de foto, El famoso penal pitado a Países Bajos al final del encuentro de octavos de final en Brasil 2014.

A diferencia del reñido encuentro en Sudáfrica, esta vez los argentinos la tuvieron un poco más fácil: dos goles de Carlos Tevez (uno de ellos en claro fuera de lugar) y otro de Gonzálo Higuaín sentenciaron la serie.

De nuevo, habría que esperar otros cuatro años.

Brasil 2014: tan cerca, tan lejos

El Mundial de Brasil fue excitante en términos futbolísticos. Una primera ronda México empató en puntos con el local en el grupo A, pero al tener menor diferencia de goles, debieron ceder el primer puesto.

Esto los llevó a enfrentarse a Países Bajos, en uno de los partidos más emocionantes, pero a la vez polémicos de aquella Copa del Mundo.

Hasta el minuto 87, México lograba su esperado paso a cuartos: un golazo de Giovani do Santos lo ponía arriba en el marcador.

Pero en ese minuto un gol de Sneijder empató el encuentro. Entonces ocurrió la jugada polémica: en el tiempo de descuento, Arjen Robben, la estrella del Bayern Munich, se metió por el lado izquierdo de la cancha, enganchó a Rafa Marquez que salió a cubrir su espacio y el neerlandés se desplomó.

El português Pedro Proença, árbitro del encuentro, decretó penal. Las imágenes de la televisión ponen evidencia la exagerada reacción del neerlandés en la caída y no logran confirmar la existencia de una falta.

Países Bajos marcó el segundo y clasificó a cuartos de final.

“Muchos hablan de la jugada de Robben. Pero lo cierto es que Miguel Herrera le había dado la iniciativa a Países Bajos, cedimos mucho terreno y eso al final nos jugó en contra”, señala Procuna.

Mexico.

Fuente de la imagen, Getty Images

Pie de foto, ¿Será Qatar el Mundial en el que México rompa con la maldición e incluso juegue hasta el séptimo partido?

Rusia 2018: ganarle a Alemania, perder con Brasil

Y finalmente en Rusia 2018 se completó la idea de la maldición. Tras una positiva primera ronda en el grupo F donde vencieron por primera vez en su historia a Alemania y también Corea del Sur, quedaron en el segundo puesto al caer contra Suecia.

Entonces se encontraron con Brasil. Con goles de Neymar y de Firmino se sentenció la eliminación del Tri en Rusia.

Qatar 2022: ¿la octava será la vencida?

Para Procuna las expectativas de acabar con la maldición del quinto partido son bajas por dos razones: el nivel con el que llega la selección y el calendario.

“No tuvimos una buena eliminatoria y jugadores fundamentales como Hirving Lozano están lesionados. Entonces el panorama no es bueno”, señala Procuna.

México está junto a Argentina, Arabia Saudita y Polonia en el grupo C de Qatar 2022.

De pasar primero, se enfrentaría al segundo del grupo D, que podría estar entre Francia, Dinamarca, Túnez o Australia.

“Pero con Argentina, que es favorito para ganar el torneo, no veo fácil ese primer lugar, así que nuestra mejor opción es el segundo puesto”, dice el periodista.

“A pesar de la poca expectativa, México tiene la tendencia de crecer en los mundiales. Hemos tenido más pesimismo en otros Mundiales e igual lo hacemos muy bien. Espero que esta vez sea así y superemos la maldición”, concluye.