No entrar en pánico por estado de excepción, hay que colaborar, dice defensor de DDHH en Honduras

0
75

Tegucigalpa –  Hugo Maldonado, presidente del Comité para la Defensa de Derechos Humanos (Codeh), pidió a la población no entrar en pánico por el estado de excepción decretado por el gobierno en las ciudades de Tegucigalpa y San Pedro Sula.

“Hacemos un llamado a la sociedad hondureña para que podamos mantener la paz y tranquilidad, que no nos hunda el pánico sino más bien apoyar las medidas del PCM para contrarrestar la criminalidad”, inicia diciendo el defensor de los derechos humanos en el país centroamericano.

Maldonado ve como una medida acertada la decisión de un decreto que permita contrarrestar delitos como extorsión y que por medio de ella capturar a quien se tenga que capturar, siempre y cuando se le garantice el debido proceso y que no habrá un caza brujismo en las acciones.

Definió que las operaciones que se puedan llevar a cabo en los sectores donde habrá estado de excepción, no buscan estigmatizar, tampoco criminalizar, sin embargo considera que falta que se incluya otros municipios, colonias y sectores de la nación.

“Los grupos que no están de acuerdo, no metan en zozobra a las sociedad hondureña porque eso podría causar una histeria colectiva, lo único que se requiere es contrarrestar la comisión del delito y se deben capturar a quienes participan implementando el decreto de estado excepción, estaremos atentos para que todo sea en apego a la Constitución de la República”, concluyó.

Es oportuno mencionar que este martes 6 de diciembre desde las 6:00 de la noche comienza el estado de excepción en 87 sectores del Distrito Central y 73 de San Pedro Sula, con miras a bajar la incidencia criminal que mantiene de rodillas a sectores productivos del país.

El artículo 1 del decreto PCM 20-2022 establece suspender las garantías constitucionales desde las 6:00 de la noche del martes 6 de diciembre hasta las 6:00 pm del 6 de enero de 2023.

En el mismo artículo faculta a la Policía Nacional detener a las personas que determine y considere responsables de asociarse, ejecutar o tener vinculaciones en la comisión de delitos y crímenes contemplados en el decreto.