Mancomunidad de Gracias a Dios declara emergencia alimentaria por seis meses

0
75

La Mancomunidad de Municipios de La Mosquitia Hondureña (Mamumh), declaró estado de emergencia alimentaria en todo el departamento, por el periodo de seis meses, tras oleada de inundaciones este año.

En un pronunciamiento público, la Mamuh expuso que en Gracias a Dios están en emergencia desde el paso de las tormentas tropicales del pasado mes de mayo, y ahora con el paso de la tormenta tropical Ian, que también dejó fuertes lluvias que agudizaron la situación.

En ese sentido, el comunicado indica que “las seis alcaldías municipales del departamento de Gracias a Dios, en base a las evaluaciones de daños realizadas, se han declarado en estado de emergencia y calamidad pública”.

Ante este contexto los alcaldes del Departamento de Gracias a Dios, en reunión de la Mancomunidad de Municipios de la Mosquitia Hondureña (MAMUMH), en la ciudad de Puerto Lempira, de acuerdo a la ley de municipalidades le confiere en su artículo 25, inciso 15, acordaron declarar el estado de emergencia o calamidad pública en su jurisdicción; “por lo cual Decreta: Estado de Emergencia Alimentaria, departamental por un periodo de seis meses; para enfrentar esta grave crisis alimentaria”.

En estos últimos días las lluvias de Ian provocaron severas e inundaciones en las comunidades más vulnerables de los municipios de Puerto Lempira, Brus Laguna, Ahuas, Juan Francisco Bulnes, Wampusirpi y Villeda Morales, del Departamento de Gracias a Dios, afectando en su totalidad las áreas de producción agrícola y ganadera, vías de acceso.

De igual manera se registran daños en la infraestructura del sistema de abastecimiento de agua potable, sistemas de comunicación, daños en viviendas entre otros.

Las autoridades municipales recuerdan que las precipitaciones e inundaciones han afectado en su totalidad las áreas de producción agrícola, lo cual a provocada pérdidas de cultivos como ser granos básicos (arroz, maíz, frijoles), plátano, banano, yucas, malangas y otros, que son el sustento diario de las familias, también ha provocado pérdidas de ganado vacuno.

Las autoridades locales han considerado que para reactivar nuevamente las áreas de producción agrícola y lograr nuevas cosechas necesitaran un buen tiempo mínimo de seis meses, por lo que también urgen de apoyo con semillas, herramientas e insumos agrícolas, acompañamiento y asistencia técnica a productores