En Honduras pagan L. 18 mil millones por el cobro de extorsión, según ASJ

0
22

Tegucigalpa – Un aproximado de 18 mil millones de lempiras pagan los hondureños por el cobro de extorsión, según informe elaborado por la Asociación por una Sociedad más Justa (ASJ).

“Hemos descubierto que anualmente, la extorsión se lleva aproximadamente 18 mil millones de lempiras solo en cobros, eso representa casi el 3 % del PIB”, dijo el director de seguridad y justicia de ASJ, Nelson Castañeda.

El informe de ASJ revela que el 9 % de los hogares hondureños, es decir 206 mil 623, han sido víctimas del cobro de la extorsión.

Castañeda detalló que anualmente los hogares pagan más de 847 mil lempiras.

Asimismo, consideró que el sector más desprotegido ante la extorsión es el comercio informal como las pequeñas y medianas empresas.

Castañeda expuso que los departamentos donde se concentran los mayores casos procesados y denuncias son Francisco Morazán y Cortés.

De igual manera, el director de seguridad y justicia de ASJ lamentó que el 99 % de los casos de extorsión no son denunciados.

El informe de ASJ reveló nuevas tendencias del cobro de extorsión: pago vía depósitos bancarios, rifas clandestinas, compra forzada de servicios o bienes, prestación forzada de servicios como venta de drogas, préstamos clandestinos y uso de mensajería para entrega de dinero.

Además, indicó que el esquema de este flagelo: identificación e investigación de la víctima, logística con coordinador del sector, entrega de carta teléfono, llamada, actos de intimidación y finalmente, el aspirante recoge el dinero.

El director de ASJ, Carlos Hernández, manifestó que para combatir la extorsión se requiere la participación de todos los sectores para encontrar y aportar solución a este problema.

Se necesita ser más efectivo, revisar las estrategias y buscar mecanismos para fortalecer la investigación, clamó Hernández.

Lamentó que la extorsión provoca que la población huya de sus comunidades, e incluso del país.

Incluso señaló que las tareas de la Policía Nacional se han multiplicado porque se enfoca en atender los centros penales, y no le abarca para combatir la extorsión.