Corte de EE UU da “total discreción” a Trump sobre TPS

0
33

Un panel dividido de la corte de apelaciones federal dictaminó que la administración Trump puede poner fin las protecciones humanitarias para 300.000 inmigrantes de Sudán, Nicaragua, Haití y El Salvador.

La decisión significa que miles de inmigrantes que han vivido en los Estados Unidos podrían eventualmente ser deportados.

El Estatus de Protección Temporal —una forma de ayuda humanitaria— se aplica a inmigrantes en EE.UU. que enfrentarían dificultades extremas si fueran forzadas a regresar a sus países. En esos países están devastados por conflictos armados o desastres naturales, y el TPS les permite trabajar legalmente en Estados Unidos. La administración Trump ha criticado el TPS. El gobierno argumenta que las repetidas extensiones del estatus son contrarias a su propósito. Por ello se movió para terminar las protecciones para ciertos países.

En un fallo de 2-1 el lunes, un panel de la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito de EE.UU. determinó que, según el estatuto del TPS, el secretario del Departamento de Seguridad Nacional «posee una discreción total e irrevisible sobre si considerar los eventos intermedios para hacer una determinación sobre el TPS.»

El portavoz de los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos, Dan Hetlage, dijo en un comunicado que la agencia está «revisando la decisión y anunciará las actualizaciones a medida que estén disponibles».

Los titulares del TPS y sus hijos ciudadanos estadounidenses habían desafiado la medida planificada para poner fin a las protecciones. Ellos argumentaron que la decisión estaba motivada por el racismo. La mayoría del panel de la corte concluyó que «todavía no hay apoyo probatorio para la conclusión de que este objetivo general fue motivado por animosidad racial».