A 135 sube cifra de municipios afectados por lluvias en Honduras

0
58

Las condiciones meteorológicas podrían mejorar en los próximos días para algunas regiones del país, sin embargo, 135 municipios siguen sufriendo por el desastre que dejó el ingreso de una vaguada y, una semana después, la afectación indirecta del huracán Ian.

El agua sigue cubriendo viviendas, calles y plantaciones completas, mientras unas 9,403 familias continúan en albergues.

Las lluvias reportadas en el país en las últimas dos semanas dejaron un total de 67,750 personas afectadas, de acuerdo con el último informe publicado por la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco).

El titular de esa institución, Ramón Soto, informó que las lluvias dejaron incontables daños, pero la prioridad como gobierno es atender a las personas afectadas, especialmente a 12 mil familias que tuvieron que salir de sus casas por inundaciones o deslizamientos.

“La orden es atención permanente total, tres tiempos de comida, condiciones dignas para que duerman, atención psicológica y atención médica”, explicó en conferencia de prensa el funcionario.

LEA: En canoa, tractores y helicópteros llevan ayuda a damnificados de excampos bananeros

Soto detalló que cuando estas familias regresen a sus viviendas, el gobierno les facilitará alimentación por 15 días o un mes, para que “ellos puedan comenzar su vida normal”.

Según el funcionario, ya hay familias que retornaron a sus casas, pero 9,403 personas siguen en uno de los 144 albergues habilitados a nivel nacional.

“Se evacuaron a 16 mil, pero ya solo hay 9,403 evacuados; algunos están en albergues solidarios, otros en los albergues que hemos preparado y otros regresaron a sus hogares porque mejoraron las condiciones actuales en sus comunidades”, argumentó el experto.

El problema es que hasta el martes habían 125 municipios afectados por las lluvias, pero para el miércoles la cifra subió a 135; la situación en algunos todavía es tan crítica que se declararon en emergencia, por lo que muchos albergados no podrán regresar en semanas o meses a sus casas. Esta situación, además del resto de pérdidas y afectaciones, orilló al gobierno central a ampliar la partida presupuestaria para todas las instituciones que integran el Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager), incluidas las municipalidades.

ADEMÁS: Desolados y a la espera de ayuda están decenas de familias en excampos bananeros

El mismo ministro dijo que esos fondos serán invertidos de acuerdo con la prioridad, siendo las personas afectadas las primeras en recibir “ayuda humanitaria”. Esta sería la primera fase de apoyo, según planteó el funcionario de Copeco.

La medida fue una ordenanza de la misma presidenta Xiomara Castro, por lo que hasta el miércoles contabilizaban 20,194 kits de ayuda humanitaria entregados, lo que incluye una bolsa con alimentos, utensilios de higiene personal, colchonetas y, en algunos casos, utensilios de limpieza.

“En segundo lugar estamos habilitando pasos, luego vendrá el tema de la reconstrucción, vamos a hacer una reconstrucción real, planificada y vamos a invertir los recursos necesarios en obras de mitigación reales”, explicó.

Detalló que a parte de los 31.9 millones de lempiras que recibió Copeco están pidiendo otra ampliación para contratar personal que atienda a las personas en albergues y que ayude durante las evacuaciones, pues todavía faltan 60 días de temporada ciclónica y se avizora que durante ese tiempo existe una “altísima posibilidad de que al menos un huracán o un evento tropical toque las costas hondureñas y llegue a territorio”.

ES DE INTERÉS: Impacto de las lluvias dejan más de 24,000 afectados en Honduras

Más daños

Desde el lunes anterior, las autoridades visitan las zonas afectadas para evaluar el impacto de las fuertes lluvias reportadas en el país.Y es que en apenas 27 días el promedio de lluvia en algunas regiones fue de entre 1,250 a 1,500 milímetros de agua acumulada, lo que al final ocasionó que municipios completos quedaran afectados.

Los reportes de Copeco, tal como lo han mencionado en reiteradas ocasiones, evidencian la situación en el occidente, precisamente donde hay más zonas incomunicadas porque los ríos se desbordaron y se llevaron los puentes. Un mapa compartido por la institución de contingencia muestra que en esas mismas regiones hubo anomalía en las precipitaciones, es decir, la cantidad de lluvias reportadas estaba por encima del rango normal.

“Y si en este momento, sin tener un fenómeno grande afectando a nuestro país, tenemos la situación actual, imagínense si no nos preparamos para lo que viene”, advirtió Soto al hacer un recuento de los daños que dejó tanto la vaguada como el huracán Ian, que el miércoles tocó suelo en Florida. Este fenómeno dejó lluvias en el nororiente, centro y sur del país, al punto que varias comunidades de Gracias a Dios se declararon en emergencia alimentaria.

+Sin paso a Santa Bárbara tras desbordamiento del Lago de Yojoa

En total, el país reporta 656 comunidades afectadas por las lluvias, incluyendo algunas del departamento que alberga gran parte de La Mosquitia hondureña.

Sin embargo, al hablar del daño de los tramos de carreteros, Copeco registró 124 incidencias, 15 cajas puentes dañadas y 23 puentes dañados.

Juan José Reyes, jefe de alerta temprana de Copeco, agregó que también registran 238 inundaciones en varias comunidades, 251 deslizamientos y 2,332 viviendas dañadas.

El alcalde del El Progreso, Alexander López, mostró su preocupación ya que esa ciudad reporta 14 rupturas en los bordos y reportó 32 comunidades anegadas.

El funcionario dijo que necesitan 125 millones de lempiras para repararlos, pero que el ministro de Sedesol, José Carlos Cardona, dijo que tenían recursos escasos y limitados para repararlos.

En Pimienta, Potrerillos y San Manuel, en el departamento de Cortés, la situación ha mejorado, pero las autoridades dijeron que continuarán en alerta.

TAMBIÉN: La presidenta Xiomara Castro recorre zonas afectadas por lluvias en Valle de Sula

Afectación en producción

En cuanto a la producción afectada, las autoridades dijeron que reportaron 139,482 manzanas de cultivos afectados, pero también existe un recuento preliminar de 11,172 manzanas en pérdidas, es decir, cultivos dañados por las lluvias.

El titular de Copeco puntualizó que los daños ocurrieron en “las zonas cafetaleras y en las zonas donde siembran frijol, que es en la parte alta del departamento de Olancho y las zonas cafetaleras que están en oriente y en la zona central”.

Solo en El Progreso, la alcaldía registra cuatro mil manzanas de cultivos de caña de azúcar, maíz, palma, arroz y otros que se han perdido.