Para José Luis Cabrera, director general de Currículo y Evaluación de la Secretaría de Educación, es preocupante que el 9% de la población estudiantil matriculada en 2019 haya reprobado, según resultados preliminares.

Lo anterior representa un total de 161,950 alumnos que no lograron aprobar sus asignaturas en este año lectivo.

En el tercer ciclo educativo se concentra la mayor cantidad de reprobados
(séptimo a noveno grado) con 88,854 estudiantes reprobados.

“Las cifras podrían aumentar o disminuir, todavía no han llegado los resultados
de algunos centros educativos que realizaron sus proceso de recuperación la
semana anterior”, manifestó Cabrera.

Señaló que esa es la población más vulnerable y se le debe prestar atención
porque son jóvenes en edades entre 12 y 16 años que han perdido su año escolar.

“Esta cantidad de jóvenes es mayor a la que hubo en 2018 y es reflejo de la
situación atípica que se vivió este año en nuestro sistema educativo y al final los
que salen afectados son nuestros educandos, los niños de las familias más pobres
por la pérdida de clases y ante eso somos responsables como sociedad”, indicó.

Añadió que las protestas que hubo en los meses de junio y julio, donde se
paralizaron las clases en diversos centros educativos, afectaron el rendimiento
educativo de los escolares.