Un segundo atentado en 15 días terminó con la vida de un joven en una montaña del departamento de El Paraíso. Se trata de Luis Ricardo Sánchez Reyes (24), quien hace escasas dos semanas había sido atacado a puñaladas en el municipio de Trojes, El Paraíso.

Luis Ricardo había retornado al país hace aproximadamente nueve meses,
después de residir de manera ilegal en los Estados Unidos durante unos años.
El muchacho fue atacado a disparos por la espalda, al filo de la medianoche del
sábado, cuando caminaba por una de las calles de ese pueblo.

“En su agonía él dijo que una mujer lo había mandado a matar; queremos que se
haga justicia, porque a uno de pobre no lo oyen”, manifestó don Carlos Sánchez,
padre del fallecido.

La Policía investiga a una mujer

Entre lágrimas, don Carlos contó que “él se había ido para los Estados Unidos
porque quería hacerme una casa porque nosotros somos pobres”. El papá del
extinto Luis Ricardo lamentó que “pensaba en hacerle un entierro como el de
Dios (Jesús) al no poder conseguir un cajón”.

Las autoridades investigan si la fémina que ordenó la muerte del joven estaría
relacionada con el narcomenudeo en Trojes, información que sabía el difunto.