Autoridades de la Secretaría de Desarrollo Económico (SDE) confirmaron este lunes que unos 110,000 cilindros de gas LPG para uso doméstico  y comercial (cocina) serán retirados del mercado nacional para ser sustituidos por nuevos, que si están certificados por el Cuerpo de Bomberos de Honduras.

«Esto consiste en un plan de renovación de cilindros ya que de los que están en el mercado, un 30 o 40 por ciento ya no cumplen con las especificaciones técnicas para la seguridad de los ciudadanos», comenzó diciendo Aldo Villafranca, subsecretario de la SDE.

Se estima que a nivel nacional unos 480,000 cilindros de gas circulan en el mercado nacional, pero estos serán sustituidos paulatinamente. Primero en las zonas centro, sur y oriente. Posteriormente la renovación llegaría a la región norte, occidente e insular, según el funcionario.

«Unos 480,000 cilindros se mueven mensualmente en el país. De estos ya se distribuyeron los primeros 110,000. Esperamos complementar ya todo el país para el próximo año. Estos nuevos cilindros ya vienen con las especificaciones y reglamentos con medidas internacionales», detalló.

«Lo más importante es decirle a los ciudadanos que estos vienen con una válvula de rosca, que lo que hace es dar más seguridad.  También vienen con una manguera para gas y no para agua como las que se usan ahora», concluyó.