“ZOOM” Apuntes por Armando Villanueva

0
75

ZOOM. Convocados para hoy los del Zoom del hemiciclo, pero se descarta la Ley
Electoral, porque “Netanyahu” ya confirmó que le darán viento hasta después de
las primarias, complaciendo peticiones opositoras.

MESAS. El olanchano jura y perjura que la nueva Ley Electoral está lista para
ser aprobada desde el año pasado, pero que los sin cabeza del PN no la apoyan,
porque no quieren perder el control de las mesas. Será.

CNE. La bulla en los recintos del CNE es que ha fracasado la licitación para las
maletas electorales. A ese paso que van los trillizos y sus asesores extramuros,
quién sabe, papa… Y qué decir de la transmisión de resultados.

LISTO. Vía tuit, JOH felicitó ayer a Biden y a Kamala, y les manda a decir que
está listo para que sigan luchando juntos por la paz y la prosperidad en la región.

VESTIDO. Para que vean que Honduras estuvo presente en la investidura de
Biden, una catracha de Danlí confeccionó el vestido de Kamala, la ahora
vicepresidenta imperial. Qué bueno.

ESPAÑOL. Trump y Melania no habían ni aterrizado en Florida cuando en la
capital federal, por órdenes de Biden, ya habían vuelto a colgar la página en
español de la Casa Blanca.

2012. Para los que no se acuerdan, Biden estuvo en estas honduras en marzo de
2012, como vicepresidente de Obama, y tuvo misa con el hombre de El Chimbo
en la sede del Juan Pablo.

ODIO. Trump ya es historia en USA y será recordado no solo por su “legado” de
división, racismo y odio, sino, por haber roto todos los paradigmas del imperio.

BURLA. Pero, quizá, el mayor reproche hacia Trump no sea la marcada división
que deja entre los estadounidenses, sino, su menosprecio, irrespeto y hasta burla
–por primera vez en la historia de USA- a la democracia y a la Constitución más
admirada y respetada del planeta.

NUNCA. Aunque no todo fue negativo en la era Trump. Recuperó e hizo crecer
la economía a niveles históricos, nunca declaró una guerra y se enfrentó al
establishment de USA. Solo que sus desaciertos pesan mucho más en la balanza y
la pandemia lo terminó de rematar.

TOCA. Ahora le toca a Biden. Falta por ver si, aparte de la retórica, logra
recuperar la economía y los millares de empleos perdidos por la pandemia.

VACUNA. Y a ver si logra frenar la escalada de decesos por covid en la Unión
Americana. Tiene la gran ventaja, que no tuvo Trump, de contar con la vacuna.

LUCHA. Y que se aligere a hacer lo que piensa hacer, porque pronto vendrá la
lucha interna en su partido por la sucesión, ante su anuncio de que –por viejitono buscará un segundo mandato.