“PISTO” Apuntes por Armando Villanueva

0
28

PISTO. Sepas Judas cómo es que no hay pisto si en esas terminales de buses era gentío –incluida la estación del ferri que viaja a las paradisíacas-, no digamos el fin de semana. Ajá ¿y la pandemia?

PADRE. Que compartan la vacuna con los países acabados, le vuelve a implorar el Papa a las naciones ricas, pero, no se oye, padre… Por más que Francisco se desgalilla, por un oído les entra y por otro les sale.

MENOS. Feliz PB, como una lombriz, porque el enviado especialísimo del imperio para el mentado Triángulo Norte va a chapinlandia y a guanacolandia, menos a catrachilandia. “I can’t believe it”.

ACEPTAN. Tal vez ahora que ya pasó la Semana Santa –sobre todo los opusdeístas- se convencen de la gran marimbeada que les dieron y aceptan los resultados.

BOCA. Una vez más las encuestas a boca de urna pegaron con tubo y hasta se quedaron cortas. A la hora de la hora, la diferencia en las presidenciales se ha disparado en los tres partidos.

AZTECAS. A YR lo columbraron en tierras aztecas durante la Semana Santa – junto a su wife- y todavía el weekend continuaba por aquellas latitudes. ¿Se habrá encontrado por allá con su primito del alma?

DERECHO. Tenemos derecho, manda a decir el cardenal Rodríguez, a una nueva Honduras, pero nueva de verdad, no la que anuncian algunos politiqueros en su eslogan de campaña.

PASCUA. “Honduras, dijo Rodríguez en la Pascua de Resurrección, no puede seguir así, desorientada”, y llamó a la “people” a construir un “nuevo país”, sin los vicios del pasado y “sin los mismos actores”.

OLLA. Avisa Norma Torres que esta semana destapan la olla con los nombres de los presuntos funcionarios uñudos de la región. Será.

TUITS. Solo Bukele no se deja de nadie y la ha agarrado en contra de la congresista chapina-gringa y, en plena Semana Santa, le dejó ir una retreta de tuits volándole candela por mirar a los presidentes de estas parcelas como chancletas viejas.

NELES. Solo aquí todavía neles pasteles de todas las vacunas que Alba Consuelo había prometido para marzo. Ni las tales Covax de la Piedad ni las Sputnik de Putin ni las chinas de Kattán.

TANTO. Aquí, el regreso a las aulas –aunque sea semipresenciales- sigue en los cuernos de la luna y todo gracias a que el terror de los periquitos se dejó arrebatar la gobernabilidad en las escuelas que tanto había costado recuperar.