“LAGO” Apuntes por Armando Villanueva

0
94

LAGO. Los restauranteros y comerciantes del Lago de Yojoa le ruegan encarecidamente a Alba Consuelo que por favor aclare que eso del brote de cólera es falso de toda falsedad, porque juran que se paseó en sus negocios.

BULTIK. Pues, hombre, Hilario, avisa Aduanas que no hay tales, que no habrá ningún leñazo a las “bultik”, y que la cosa queda como está, en 85 centavos por libra de ropa usada.

GALLOS. El director de Aduanas admite paladinamente que se viste de puros gallos de las “bultik”, que es gran cliente y que a mucha honra, porque la pena se ocupa para robar. Qué bien.

PASTOR. Contrario al director de Aduanas, hay un conocido pastor evangélico que a puro billetillo de su feligresía solo viste trajes de dos, tres y de hasta cinco mil verdecitos. ¡Bárbaro!

PESA. En NY se abrió la pesa, y a parrandear toda la noche se ha dicho, papa, ya sin mascarilla. Ajá y unos bárbaros aquí pidiendo que volvamos al encierro.

JETA. Si, de todas maneras, con vacuna o sin vacuna, reimundo y medio mundo anda en todas partes abriendo la jeta. ¿Y la pobre economía?

POCO. Ya queda poco tiempo para que los partidos que no fueron a primarias presenten planillas. A ver si ajustan. Se aceptan candidatos a alcaldes, a diputados y hasta a la mera guayaba.

SOL. Ajá, y qué corona tiene LZ, que le dieron cerca de ocho millones para que los repartiera entre las tres corrientes y hasta el sol de hoy no le ha rendido cuentas al CNE.

NUEVO. Allí mandó a decir que lo hará con el nuevo CCEPL y él mismo ha dicho que no lo reconoce y hasta ha convocado a su propia convención. ¡Habrase visto!

PROHECO. Nueva protesta de los maestros Proheco por un aumentito salarial. Ojalá y se los den. Son los únicos que trabajan de verdad y no tienen ni plaza.

CHAMBAS. Que les den las chambas de los dirigentes magisteriales que no quieren volver a clases, empezando por los del Copemh y el Coprumh, que solo pasan politiqueando y no trabajan.

RECTORA. Saludes les deja la rectora y le dice adiós a la “U”, al alma nutricia, como le encanta decir a Oswaldo, y se va para no volver.

TIRRIA. Cuántos de sus “amigos” estarán felices por su retiro. Toda la tirria con ella ha sido porque llegó a poner orden a la UNAH y a la chepa.

MUJER. La rectora se va, pero, aunque sus “amigos” se piquen, su nombre quedará esculpido en piedra, como en las pirámides de Egipto, como la única mujer que puso en tres y dos a un nefasto sindicato universitario, a una malévola asociación -o mafia- de docentes, y a una Policía corrupta y criminal. Por eso no la topan.