“CHATS” Apuntes por Armando Villanueva

0
75
Armando Villanueva

CHATS. Los “amigos” de Palmerola, ni cortos ni perezosos, se dieron gusto el fin de semana reenviando a diestra y siniestra los vídeos de la inundación por todos los chats habidos y por haber.

 

PLANCHA. Es cierto que es una plancha de los ingenieros, pero, de eso a que el aeropuerto no sirva -o que sea un fracaso- como aseguran los susodichos, hay un océano de distancia.

 

CERRADO. Lo que no dijo ninguno de los ilustres fue que Toncontín estuvo completamente cerrado por las lluvias, lo que significa que los vuelos que aterrizaron ayer en Palmerola -ya sin las goteras y los charcos- habrían sido desviados hacia SPS.

 

ALDANITA. Para que dejen de hablar babosadas, Aldanita anduvo echando maceta todo el fin de semana en derrumbes, zonas inundadas, albergues y en misas con el Codem.

 

PROHECO. Lamentan que el despido de 16 mil maestros proheco ha dejado sin el pan del saber a 720 mil niños del área rural, es decir, de la niñez más pobre y desamparada del país, la que más urge educarse para salir de la pobreza.

 

RESERVAS. Según los conocimientos esotéricos de Nasralla, se está sacando pisto de las reservas internacionales, porque “estaban muy altas”. “I can´t believe it”.

 

CULPA. Otro leñazo a los combustibles, a partir de este lunes, pero la culpa la tiene la invasión de Vladimir Putin a Ucrania. La gasolina superior sube hoy 3.70 y también vuelve a trepar el diesel.

 

CARAVANA. Será cierto que a finales de esta semana saldrá otra caravana en busca del mentado “sueño americano”. Sería la primera en el gobierno de Xiomara Castro. ¿Y Bartolo?

 

GRADOS. Amigos del bigotudo olanchano juran que el hombre ha tenido un cambio de 180 grados, que ya ni por cerca es aquel Mel campechano, bonachón y alegre de los dorados tiempos del poder ciudadano, y que ahora prefiere las malas compañías.

 

PATAS. Son tiempos muy distintos, dicen, a cuando Ricardo Maduro le dejó la mesa bien servida -aunque nunca lo quiso admitir- y por eso lo quieren apoyar, porque esta vez no hubo mesa servida y el mundo está patas arriba por el desmadre en Ucrania y los polvos de la pandemia.

 

EJEMPLO. El asunto es que con todas esas medidas populistas que está tomando, lejos de arreglar el desmadre, lo enredará más. Por ejemplo, retroceder a la estatización de la ENEE a estas alturas en lugar de darle seguimiento al proyecto de la escisión, solo agravará más la crisis de la empresa.