“CAJA” Apuntes por Armando Villanueva

0
49

CAJA. Hombre, cinco meses sin pago los empleados de la otrora “gallinita de los huevos de oro” -y la caja chica- y la bulla es que no le paran bola a ni una de las soluciones que propone Montoya.

BOMBA. Y quien sabe que le paren bola, porque la presidenta de la directiva es la Rixi, y cuentan que lo mismo hacía en tiempos del PC cuando presidía el Injupemp. Mejor póngale una bomba a Hondutel y la cierran, hombre.

IHSS. Desmadre y medio en el IHSS y avisa Umaña que no hay ni pruebas para el covid. Ajá, y no era que cuando desapareciera la tal interventora se acabarían todos esos rollos. Y esto que aprobaron compras directas.

BEA. Reaparece la intrépida Beatriz y jura que la nueva Corte ya ha sido negociada por Mel, Flores y Yani, y lamenta que “nadie critica eso”. Y todo por la bisagra. No hallan qué inventar.

BARRIOS. Para que vean ustedes la doble moral, Moncho Barrios se defiende, como gato panza arriba, diciendo que Rasel y Casaña están condenados por abuso de autoridad, no por corrupción.

TODO. La comidilla en las mismas esferas oficiales es que al Barquero ya no lo quieren ver ni en pintura, pero allí anda metido en todo, aunque no le den ni la palabra. ¿Y el Toty?

JUAN. No para el vía crucis de los pobres migrantes y ahora resulta que a Juan Flores, presidente de la Fundación 15 de Septiembre, lo sacaron ayer a empujones del consulado de Houston por orden de una de las funcionarias.

NADIE. Se enojaron por la protesta de los migrantes catrachos, porque resulta que viajan largas distancias y nadie los atiende.

QUIQUE. El problema es que no han nombrado cónsules en ningún consulado, solo en Carolina del Norte, a un hijo de EFL. El “velocísimo” Quique Reina tampoco ha nombrado todavía embajador en Washington. Pobres migrantes.

IHCAFÉ. Los caficultores vuelven mañana a los plantones, el mismo calvario de todos los años, porque ni los Asterios ni los nuevos dioses del Ihcafé oyen sus reclamos. Exigen bono cafetero, reducir a la mitad las aportaciones a las gremiales, reparación de la red vial a las fincas, en fin…

PRÉSTAMOS. Se creía que ya habían pintado llantas, pero la bulla es que los colombianos siguen extorsionando a los vendedores de los mercados con sus préstamos al 30 y al 40 por ciento, y unos abogados denuncian que hasta prostituyen a las cipotas vendedoras cuando no pagan a tiempo. ¿Estáis oyendo, Sabillón?