“BONO” Apuntes por Armando Villanueva

0
48

BONO. Se quejan los discapacitados de que tienen meses de andar detrás de
Lissi Cano por un bono que ya está aprobado, y solo que mañana y más mañana,
y neles pasteles. ¿Y Reinaldo?

NERVIOS. Que cuál es la chorrera, le manda a decir JOH a sus amigos de la
oposición, si él ya no volverá a ser candidato, y les pide que mejor se tomen un
tecito de valeriana para los nervios. Será.

VACA. Recordó que los marimbeó hasta cuando le echaron la vaca y reafirmó
que, como dicen allá en su pueblo, “como quieran quiero y como se pongan
puedo”. ¡Vaya, jodido!

LEY. Todos los caminos indican que la aprobación de la nueva Ley Electoral va
para long time. El propio doc, en carne y hueso, ha confirmado que será
discutido artículo por artículo, coma por coma, y en tres debates.

FIESTA. Ojalá y mañana no salgan complaciendo a las bisagras con la vieja,
porque andan desjuiciados, viendo cómo siguen con la fiesta de la deuda política
y de las credenciales.

GOLPE. Allí anda llorando Romeo, dónde estás que no te veo, y su
vicepresidente le dio hasta “golpe de Estado” a Mauricio Oliva. ¡Ahhh!, y él aliado
con SN y LZ y ahora pide “lealtad”. Como no, chon… querés petate y querés
colchón…

LLANTAS. Otro que anda llorando es el pronosticador y su vicepresidente
también hace tiempos que pintó llantas. Le mandan a decir que dan, darán, dicen
las campanas.

VOTO. Se bailaron si pensaban que en la nueva ley le iban a dar jabón a la
Política Limpia aquella, que ha servido menos que nada, porque ni remotamente.
¿Y el voto en el exterior?

PADRE. Quién puercas les ha dicho, le manda a decir el padre Juan Ángel
López a las bisagras, que la democracia se fortalece porque haya una tendalada
de partidos. ¡Vaya, jodido!

GRITO. Las bisagras ya fueron a poner el grito al cielo ante el Conadeh, porque
les están “violando sus derechos”. ¡Habrase visto! Irán a caber los 14 en cada
mesa. Más la sábana del voto. Pobre, pueblo, pueblo…

CEBO. Que no confundan el cebo con la manteca, le manda a decir “Netanyahu”
a aquellos que, por lo menos del diente al labio, siguen dele que dele con la
segunda.

COMIDA. Ajá, y dicen que la marmaja la ocupan para la comida de la “people”
en las mesas y ellos mismos reconocen que “devuelven” las credenciales porque
nunca tienen gente.