APUNTES 24/123

0
59

CORTE. Todos los caminos indican que mañana no habrá elección de la Corte, porque Libre insiste en tener lo que no puede tener -porque no tiene los votos- y por eso no le queda otro recurso que el molote.

DOS. Avisa la “people” de la Junta que solo puede ser una, así es que EFL tendrá que decidirse: o es su wife o es su sister, pero no pueden ser las dos.

MARCIA. A la hora de los tiros, se tronaron a Marcia Núñez Ennabe, la sister de Gabriela. Adivinen quién anda echando rayos y centellas.

VUELTA. Parece que su nuevo aliado se le dio vuelta en lo parejo a un conocido personaje, con quien han estado remando en la misma dirección desde las elecciones pasadas, porque la bulla es que a Marcia se la tronaron por la demanda aquella que le interpuso su hermana.

CONFIAR. Ajá, y esto que si no hubiera sido por la alianza de última hora con Nasralla, la cual fue inscrita ilegalmente en el CNE gracias al voto de Ana Paola, Libre hoy no estaría en el poder. Eso le pasa por confiar en quien no debería confiar y dársele vuelta a sus amigos.

BUEN. Se reventaron a Oliver Erazo y a Pineda Alvarado. Las malas lenguas juran que “pasaron a mejor vida” porque no son confiables, lo que en buen lenguaje político significa no ser achichincles.

BANCO. Los más votados, Ana Pineda y Roy Pineda, así es que si el discurso de los diputados de que votarán por los más capaces e independientes es cierto, ambos ya tienen la magistratura como en el banco. Ummmmm…

PAPA. Tal vez Roy Pineda, pero Ana Pineda, quien sabe, papa. La bulla es que en este gobierno regresaba de ministra de Derechos Humanos, pero una mano peluda y flaca se la tronó y pusieron a la colocha.

HAMBRE. Le llevan hambre a Power Chicken, y ahora le echan a la Arsa y le cierra su restaurante, en la capital. El Pollo Contreras le echa el muerto a su “amigo” Omar Menjívar.

LIBRE. “¿Qué he hecho yo para merecerme la persecución de Libre?”, dice Power Chicken. Acusa a Omar Menjívar, a quien llama “golpista” y autor del “canastazo”.

COLOR. Hombre, no es posible que la Cristina no haya encontrado algo mejor para destacar de la “compañera Xiomara”, como la llama ella, que el cambio del color de la bandera. Mejor no me ayudes, comadre.

UÑAS. Por cierto que la “ladrona de América”, como la llaman los medios argentinos que no tiene comprados, está más libre que una paloma a pesar de la condena, por uñas largas.