“RATAS” Apuntes por Armando Villanueva

0
41

RATAS. Lo único que faltaba. Ahora es que acaba de aparecer en China el
hantavirus, que lo contagian las ratas, no los murciélagos, y ya se echó al primer
chinito.

ALBA. Ajá, y qué tal si esos cálculos matemáticos de Alba Consuelo se cumplen
y, por cada uno de los 52 contagiados, hay otros mil. Estaríamos hablando de 52
mil. Pobre, pueblo, pobre.

SALARIO. En Panamá, la bancada del Partido Panameñista decide donar su
salario para la compra de insumos contra el coronavirus.

NADA. Los chuscos que no salen de esas redes fecales deberían leer también lo
bueno, no solo basura. En uno de los tantos memes que circulan sobre el
coronavirus, dicen que “quedará en la historia que somos esa generación a la que
le pidieron no hacer nada, y ni eso pudimos hacer bien”.

CERCO. Otra vez el Zonal Belén. Hasta parecía mercado. Un gentío, como le
encanta decir al hondureño. Se pensaba que el cerco de la Fusina iba a durar por
lo menos tres días, pero, solo fueron llamarada de tusa.

BURRA. Aquí la “people” no es más burra, porque no es más burra, como decía
la Chilindrina. Mejor que le digan que salga a fregar el bote, que está de
vacaciones, tal vez así no sale.

RELAX. Ni porque JOH les mandó a decir en un tuit que no es tiempo de
vacaciones, ni de relax, y que no nos debemos confiar y, si no respetan los
protocolos de bioseguridad, tendrán que dar media vuelta con esas medidas.

ROSTRO. Pero, la otra cosa –y este es el otro rostro del coronavirus- es que la
cuarentena está dejando mucha hambre, y peligroso con toda esa gente que se
queja de que no sabe si se palmará por la pandemia, o por la falta de comida.

BALANCE. Ojalá que Julián y Rubí se pongan más creativos sobre cómo
mantener un balance entre la cuarentena y el acceso de la “people” a bancos,
comida y combustible. El hambre es mala consejera. El que tenga oídos…

GUERRA. Allí está la Industria Militar, que bien podría dedicarse a tiempo
completo a confeccionar mascarillas y trajes especiales, para la “people” de los
hospitales. El coronavirus es como si estuviéramos en guerra. Hittler, en su
momento, le ordenó a la Volkswagen que dejará de fabricar las “cucarachitas”
aquellas y construyera tanques.

FUMIGAR. Ojalá y el Sinager le ordene a todos los edificios donde hay
elevadores, que los fumiguen de forma permanente, porque nadie lo hace.

ONU. La Bachelet, que es la power de los derechos humanos de la ONU, está
pidiendo la liberación de los privados de libertad, y todo por el desmadre del
coronavirus