Ministra de Salud: de 36 casos reportados, por lo menos han infectado mil personas cada uno

0
43

La ministra de Salud Pública, Alba Consuelo Flores, llamó este miércoles a la reflexión ante el aumento de casos por COVID-19 en Honduras.

Flores informó que el país se encuentra en un nivel de infestación muy grande, por lo que deben tomarse enserio las medidas de prevención que el Gobierno ha impuesto.

‘Estamos en un nivel de infestación muy grande, la población debe de saber que de 36 casos que hemos reportado, esos 36 casos por lo menos han infectado a mil personas cada uno y si cada persona que es infectada se reúne con cinco o 10 más, esas infectan a las demás’, detalló Flores.

Asimismo, señaló que es importante ver como se está ‘diseminando por todo el país la infección de COVID-19’.

‘Creo que aquí no se trata que solo los ciudadanos de la capital o San Pedro Sula van a tomar medidas, aquí las medidas de precaución las debe tomar todo el pueblo’, agregó.

La funcionaria explicó que el riesgo de contagio se da ya que ‘muchas personas que han sido infectadas están en este momento caminando por las calles, no han tomado las medidas y están contagiando a los demás’.

‘Ya no se trata de casos importados, se trata de los casos infectados que provienen de los contactos de los infectados’, añadió.

La ministra exteriorizó que ve con preocupación la poca atención que le ha dado a la pandemia las autoridades de México y Nicaragua, al mantener sus fronteras abiertas, por lo que en Honduras se ha tenido que emplear todo un trabajo de vigilancia epidemiológica.

‘Estamos obligados a tomar medidas como el quédate en casa’, dijo.

A la vez, reiteró que la población diabética o con enfermedades preexistentes son las que se encuentran en mayor riesgo de muerte si contraen el virus.

‘Es importante reflexionar que la crisis puede ser muy grande, tenemos una población muy vulnerable, con desnutrición, nosotros en este momento tenemos población de diabéticos que es más peligroso, más propensos a morir’, finalizó.